Las peticiones al presidente

En un temprano ejercicio, el presidente de la República, Iván Duque Márquez, sostuvo un encuentro con el gobernador de La Guajira, Nemesio Roys Garzón, donde se trabajaron varios temas de carácter social que necesitan una solución de fondo.

El mandatario guajiro expuso abiertamente al presidente de los colombianos algunos de los problemas que requieren de una urgente intervención como la situación financiera de la Universidad de La Guajira, escasez de combustible, salud, educación, provisión de agua potable, turismo, vías y los impactos del flujo migratorio de la población venezolana.

Una larga lista a la que necesariamente se le deben sumar otros temas como el ambicioso proyecto de la represa del río Ranchería y las salinas de Manaure, iniciativas que generan empleo y permiten que mejore la calidad de vida de la gente.

Si bien se reconoce lo importante que fue el encuentro, es necesario ahora concretar las acciones que se deben seguir para lograr las soluciones que requiere cada tema.

Por lo tanto, el gobernador debe inmediatamente centrar sus esfuerzos en el seguimiento a cada una de las solicitudes para conocer sus avances y en un tiempo prudencial lograr los resultados que espera la comunidad.

Es necesario valorar también el apoyo que los representantes guajiros, María Cristina Soto y Alfredo Deluque Zuleta, brindan al gobernador en las gestiones que realiza en el alto gobierno, dando ejemplo de unidad y coherencia para generar confianza en la comunidad, en la empresa privada y en las instituciones.

Es hora de caminar juntos en una misma dirección, tarea que ya asumió el gobernador Nemesio Roys Garzón y a la que se suman los 15 alcaldes, con la intención de superar la crisis institucional, económica y social que aun agobia al departamento de La Guajira.