‘Leabus’ y ‘Robrilo’, excelentes compositores

Cuando nos preparábamos para el 27 de noviembre a recordar el primer año de la muerte del compositor Lenin Alfonso Bueno Suárez, ‘Leabus’, conocimos hace una semana la infausta noticia del fallecimiento de Romualdo Brito López, ‘Robrilo’. Los dos eran oriundos de Riohacha y estaban calificados como la máxima representación de la composición vallenata que tenía la capital de La Guajira, calificativo que le dimos simplemente por la calidad y cantidad de canciones que cada uno de ellos presentó en el mismo género y además de eso, Lenin fue prolífico en cuanto a la cantidad de producciones grabadas, mientras que Romualdo estuvo liderando el proceso gremial a través de Sayco, tanto que fue su Presidente.


Para nosotros es importante hacerle el merecido reconocimiento a Lenin Alfonso a través de nuestro editorial, porque el vallenato y muchos guajiros que son hoy artistas reconocidos le agradecen por que siempre a través de su participación en donde estuviera, dejó en alto al Departamento, ya sea en los programas radiales en los que estuvo laborando en Barranquilla y Bogotá, a través de su tradicional programa ‘Festival Vallenato’, y en donde tenía el afán de dar a conocer las nuevas figuras del folclor, fortaleciendo con sus conocimientos a los que venían descollando.
Romualdo Brito López, el mismo que a lo largo de su historia pudo entregarnos más de 1.400 canciones que pueden calificar en los Guinness Records como el compositor vallenato que más grabaciones le hicieron en el mismo género, siendo el más polifacético y sus melodías y letras se encasillan en tres grandes grupos relacionados con el romanticismo, protestas, así como la picaresca, basadas en expresiones de doble sentido y otras propias de la jerga costeña.
Los dos manejaron conceptos diferentes que al final terminaban en canciones. A ‘Leabus’ se le reconoce el hecho de ser el descubridor de nuevas figuras del canto y el acordeón, y además por tomar las expresiones folclóricas de los parranderos y de la vida cotidiana de nuestra región, convirtiéndolas en canción. A ‘Robrilo’ se le agradece el haber tomado la lucha en favor de sus hermanos indígenas, principalmente con los temas ‘El último indio’ y ‘Soy el indio’, entre otros, dejando en la voz de los connotados cantantes, la problemática de su región y hermanos wayuú.
Riohacha, sus habitantes y paisanos de Lenin y Romualdo, no pueden desconocer el costo político, musical y el esfuerzo personal que hicieron estos dos compositores que nunca renegaron por ser riohacheros, no importa que uno haya nacido en la calle del Alambique y el otro en Tomarrazón (Treinta), pero los dos hoy fallecidos, fueron dignos representantes de Riohacha ante la música más representativa de Colombia, la vallenata.