Llamado de atención por el Ranchería

Una reciente decisión del Tribunal Contencioso Administrativo de La Guajira, en respuesta a una acción popular interpuesta por el procurador Agrario y Ambiental y el Judicial para Asuntos Administrativos, advierten sobre la urgente necesidad que se concluya el proyecto del río Ranchería, considerada hoy como una obra inconclusa porque no está cumpliendo con todos sus objetivos, entre ellos el famoso acueducto regional, la irrigación a 18 mil hectáreas de tierras y la puesta en funcionamiento de una hidroeléctrica.

Las magistradas Carmen Cecilia Plata, María del Pilar Veloza y Hirina del Rosario Meza, decidieron proteger los derechos colectivos de nueve municipios, además de la existencia del equilibrio ecológico y el manejo y aprovechamiento racional de los recursos naturales y ordenaron a la Agencia de Desarrollo Rural, cumplir con las obligaciones adquiridas en virtud de la licencia ambiental otorgada por Corpoguajira para la construcción de la presa El Cercado, que tiene que ver con la segunda fase del proyecto del río Ranchería.

Se esperaría entonces que todas las instituciones involucradas en el fallo del Tribunal Contencioso Administrativo, empiecen a dar cumplimiento a las órdenes impartidas como un camino a seguir para lograr que el proyecto se culmine en todas sus fases.

En la primera fase del proyecto se invirtieron más de seis mil millones de pesos, para la construcción de la represa del río Ranchería, inaugurada en el mes de noviembre de 2010, a partir de allí vendría la segunda fase que al día de hoy no se ven sus avances.

Cabe recordar que en el mes de julio de 2018, la Contraloría General de la República advirtió sobre un presunto hallazgo fiscal por valor de 677.000 millones, que equivale al valor de la construcción de la presa El Cercado, correspondiente a la fase I del proyecto que incluye las líneas de conducción principal de los Distritos de Riego Ranchería y San Juan.

Diez años después los guajiros siguen esperando las obras adicionales del proyecto, especialmente los habitantes de los municipios de Barrancas, Fonseca, San Juan del Cesar, Hatonuevo, Maicao, Uribia, Distracción y Albania, quienes siguen soñando con la construcción del acueducto regional para gozar del servicio de agua, además de los agricultores que necesitan de la presa El Cercado, para irrigar los cultivos en 18 mil hectáreas de tierras.

Hoy el proyecto multipropósito del Ranchería, requiere con urgencia sea incluido en la agenda de los mandatarios, de los representantes a la Cámara y de la comunidad en general para exigirle al Gobierno nacional que apropie los recursos para culminarla y evitar que finalmente se convierta en una obra inconclusa.