Llegamos a la edición 3.000

Han pasado 3.801 días desde aquel 1° de julio de 2009, fecha en la que iniciamos nuestro proyecto periodístico dando a conocer la primera edición de Diario del Norte, y en los 124 meses de circulación hemos logrado con satisfacción emitir 3.000 ediciones en las cuales pese a las fluctuaciones de la economía y la inestabilidad político administrativa que ha vivido el Departamento en los últimos 10 años, hemos logrado salir adelante.

Sin vanagloriarnos, consideramos que hemos hecho un trabajo quijotesco al persistir en tener en circulación diaria una edición que para nosotros representa el esfuerzo y la lucha de querer mantener un matutino en un Departamento que financieramente no es viable y por ende, la mayoría de las empresas están en crisis y por supuesto, la situación económica se refleja en el ciudadano que es nuestro lector.

Los meses de diciembre y enero son económicamente la peor temporada para los periódicos impresos en La Guajira, contrario a otras regiones en donde circulamos, bimestre en que nuestra comercialización se restringe porque las empresas que nos patrocinan hacen cierre de presupuesto para diciembre y lo abren nuevamente en los primero días de febrero; el comercio en general no publicita porque la venta de sus productos la tienen segura, mientras que muchos compradores de periódicos están concentrados en las fiestas de fin de año y año nuevo, para enrumbarse a los carnavales.

Todo lo anterior nos conlleva a reprogramar la circulación de nuestra edición de diciembre de 2019 y enero de 2020, lo que significa que los días sábados de los meses de diciembre y enero, no circularemos. Nuestra circulación se estará limitando a estar en sus manos de lunes a viernes siempre y cuando sean días hábiles, con algunas excepciones sobre exigencias noticiosas.

Lamentamos que la falta de apoyo comercial nos esté poco a poco retirando de La Guajira que es nuestra casa materna y antes por el contrario, nos esté fortaleciendo en Barranquilla, ciudad que nos ha abierto las puertas con sus respaldo financiero y de circulación, pero pese a las adversidades, seguimos confiando en nuestro Departamento materno y tenemos la esperanza que la economía de la península entre en una etapa de recuperación y de los estragos que ha dejado la política mal administrada en los últimos 10 años.

Nosotros le seguimos apostándole a La Guajira en la medida en que la salud económica de nuestra empresa nos genere unos signos vitales por lo menos estables y en la medida en que sus habitantes así lo permitan, pero cualquiera que sea el panorama, compartimos con ustedes el hecho de haber llegado a la edición 3.000.