Los accidentes de tránsito

Diversas son las causas de los accidentes de tránsito que vienen ocurriendo en Riohacha, que enlutan a muchos hogares por la pérdida irreparable de los seres queridos, pero también para la familia de los responsables.

El reciente accidente de la odontóloga Zarina Romero cuando transitaba por la Avenida Circunvalar en su rutina diaria de ejercicio en bicicleta, y fue arrollada por un vehículo cuyo conductor, al parecer, se encontraba en estado de embriaguez, debe llamar la atención de las autoridades para evitar que estos episodios tan lamentables vuelvan a suceder.

El desafío de las personas a la autoridad en este tiempo de pandemia donde se supone que las fiestas están prohibidas, también llama la atención y debe generar un análisis para determinar qué otras acciones se deben implementar, entendiendo que la comunidad debe ser más responsable en sus actuaciones diarias.

Estas fotografías que se volvieron recurrentes en la ciudad, porque lamentablemente no existe cultura vial en quienes a diario conducen un carro o una motocicleta,  nos indica la inseguridad que se vive en la ciudad.

Conducir en Riohacha es una tortura, un estrés constante que debe ser analizado por expertos en estos temas para abordarlo como corresponde.

La ciudad no puede estar en manos de conductores que no respetan las señales de tránsito, que conducen a altas velocidades, que se cuadran en cualquier parte causando ciertas incomodidades, que manejan en estado de alicoramiento y que no tienen ningún respeto por la vida.

Es urgente que la administración distrital, tome las riendas de la  seguridad vial que es el conjunto de acciones y mecanismos que garantizan el buen funcionamiento de la circulación del tránsito, mediante la utilización de conocimientos y normas de conducta, bien sea de parte del peatón, pasajero o conductor con el fin de usar correctamente la vía pública previniendo los accidentes de tránsito.

Y de eso se trata, de prevenir los accidentes, de proteger la vida de las personas, razón por la cual la administración distrital debe promover  campañas permanentes sobre seguridad vial, enfatizando en aspectos como la responsabilidad del conductor, el respeto a las señales de tránsito, a los agentes de tráfico, a los peatones, a los ciclistas, a las personas con discapacidad y otras.