Los retos del 2021

Llegó el 2021 acompañado del virus del Covid-19, que sigue causando estragos en el mundo a lo que no escapa La Guajira, en un momento crucial para los mandatarios que deben seguir lidiando con la situación pero a la vez empezar a mostrar resultados de las metas propuestas en sus planes de desarrollo.

En definitiva, el Covid-19 ya no será la excusa de los alcaldes ni del gobernador de La Guajira,  para atender los problemas sociales que enfrenta la comunidad y que se agudizan con el pasar del tiempo.

En ese orden, deben tener ya definida la hoja de ruta para este nuevo año, lo que les ayudará a avanzar en la ejecución de aquellas iniciativas que necesariamente deben priorizar si de mostrar resultados se trata.

Inicialmente deben tener ya claro cómo van a manejar la aplicación de la vacuna del Covid-19, entendiendo que no toda la población tendrá acceso a la misma porque el lote que entregará el Ministerio no alcanza para toda la población.

Este es un enorme reto, que requiere realmente que los mandatarios con sus secretarios de Salud, gerente de hospitales, de IPS y EPS, de la mano del Ministerio ya sepan cómo van a manejar esta situación, para evitar angustias y reclamos por parte de la comunidad.

Es importante ir un paso adelante, estar preparados para el día de la entrega de las dosis, no sea que llegado el momento como siempre pasa, no sepan cómo empezar a cumplir con ese proceso tan importante para salvaguardar en parte la vida de la comunidad.

Al tiempo de la espera de la vacuna, existen otros temas que siguen causando preocupación como es el regreso a clases, si realmente existe la capacidad para implementar el modelo de la alternancia o se seguirá de manera virtual como el año pasado.

A lo que se suma el acceso al agua potable, que sigue siendo de los problemas críticos de las actuales administraciones, la generación de empleo que podría mejorar en la medida que se ejecuten obras por parte de las administraciones, la reactivación del turismo que solo será exitosa si realmente quienes se dedican a esa actividad cumplen con las medidas de bioseguridad clave para salvaguardar la vida de su personal y de quienes llegan a buscar sus servicios.

Este 2021 es un año de retos, donde la comunidad sigue expectante sobre si realmente quienes administran la cosa pública serán capaces de demostrar ese cambio social que tanto pregonaron en sus campañas y que les valió el voto para resultar elegidos para un periodo de cuatro años de gestión administrativa.