Los temas del nuevo gobierno

Seguridad alimentaria, acceso a tierras, atención integral a víctimas, flujos migratorios mixtos, derechos humanos, competitividad, superación de la pobreza, acceso a agua potable, son algunos de los temas clave que se deben trabajar en el departamento de La Guajira, para que logre avanzar en su desarrollo social y económico.

Temas que necesariamente están ligados al buen manejo de los recursos públicos, a la transparencia en los gobiernos departamental y los entes territoriales, y la responsabilidad que deben demostrar quienes ocupan los cargos de poder.

Por ello, es clave que los candidatos a la Gobernación de La Guajira tengan claro cómo abordar esos temas en sus programas de gobierno, para que logre cristalizarlo quien resulte ganador de la contienda electoral.

Los temas hacen parte de los objetivos de desarrollo sostenible en los que La Guajira tiene unos retos y desafíos que solo se lograrán superar si se trabaja de manera concertada con todos los organismos del Gobierno nacional, en alianza con instituciones internacionales.

Para avanzar en ese desafío, se requiere el apoyo de la comunidad, quienes siguen reclamando una mejor calidad de vida, que solo será posible si el nuevo mandatario, acompañado de un buen equipo de gobierno, y de un programa donde prime lo social, es decir, iniciativas que se trabajen alrededor de lo que representa el ser humano.

Los ciudadanos guajiros siguen esperanzados en que se mejore en los niveles de pobreza, cobertura en salud, educación, acceso a agua potable, programas para darle vida al campo, que los niños no sigan muriendo por desnutrición, es decir, son tantos los sectores que debe trabajar el nuevo gobernador, que el reto resulta enorme frente a tantas dificultades juntas.

Sería entonces importante que el nuevo mandatario asuma como suyo una recomendación que se encuentra consignado en un documento que levantó la Cámara de Comercio de La Guajira, el Pnud y la estrategia La Guajira elige bien, que advierte que es necesario abrir la discusión entre ciudadanía y futuros hacedores políticos, sobre las necesidades y desafíos más importantes del territorio para cerrar brechas, asegurar igualdad social, promover prosperidad, proteger la riqueza natural y fomentar la paz sostenible local.