Mejorando el desempeño institucional

Hemos conocido los recientes resultados del Índice de Desempeño Institucional publicados por el Departamento Administrativo de la Función Pública, en donde el departamento de La Guajira ha logrado un importante ascenso en el ránking nacional, viniendo de ocupar en el 2019 el deshonroso puesto 32 entre 32 departamentos. Dicho de otra forma, en el último lugar de los estándares de medición de los entes nacionales, y desde que Nemesio Roys tomó las riendas del Departamento en el 2020, La Guajira ascendió al puesto 23.

Interpretamos desde nuestro punto de vista y sin ser expertos en el tema,  que el deshonroso último puesto en el IDI del 2019 reflejaba la poca capacidad que tenía la Gobernación para trabajar frente a sus responsabilidades institucionales que han ido cambiando desde el 2020, logrando un importante repunte producto del cambio de mentalidad administrativa que hasta en la cara de los actuales funcionarios se denota el proceso de transformación interna liderada por Nemesio Roys Garzón, quien está demostrando una visión gerencial  en su administración.

Y es que aquí no se trata de echarle flores al actual gobernador, pero tampoco negamos que desde que llegó Nemesio Roys Garzón al Palacio de la Marina, la administración ha tenido mejor credibilidad en los entes nacionales, la ciudadanía ha tenido más confianza en el Gobierno, cambiando con hechos y resultados la atención entre la entidad y la ciudadanía, lo cual seguramente una vez el mandatario organice la casa, mejorarán los servicios, el bienestar social y económico de La Guajira.

   La Gobernación en cabeza de Nemesio Roys tiene que seguir recuperando los procesos ante los entes nacionales para que luego ese mejoramiento redunde en los ciudadanos del Departamento.  

El gobernador y su equipo no está celebrando el inicio o la entrega de una obra, el índice de desempeño institucional publicados por el Departamento Administrativo de la Función Pública lo que ha medido es la forma de identificar los avances en la implementación de las políticas de gestión y desempeño institucional y en donde el ciudadano del común seguramente se preguntará qué representa eso para él.

    Lo que entendemos es que se está mejorando la administración para lograr  una estabilidad gubernativa y a partir de ese momento el ciudadano puede exigir las obras que se requieren.

 A juicio  del Departamento Administrativo de la Función Pública, la Gobernación está mejorando la información para la toma de decisiones en materia de gestión, resultado que también ha sido objeto de críticas por parte de los eruditos que con la lupa politiquera nunca van a ver mejoría en las actuaciones del mandatario, simplemente porque  celebraron cuando el departamento estuvo en el último lugar y ahora critican que el gobernador está mejorando el Índice de Desempeño Institucional.