Muertos por Covid-19

El virus del Covid-19 sigue causando estragos en las familias guajiras, en solo un día tres personas murieron en unidades de cuidados intensivos en las ciudades de Barranquilla, Valledupar y Riohacha.

Las tres personas, muy queridas en el Departamento y que enlutan a sus familias, entran lamentablemente a las cifras del virus en La Guajira, pero también alerta sobre la necesidad de extremar las medidas para evitar el contagio.

Estamos en un momento crítico de la pandemia, que requiere que las autoridades extremen las medidas de bioseguridad, pero que también la comunidad se esfuerce por entender que de no cuidarse es víctima fácil de un virus que lo puede llevar a la muerte.

Los esfuerzos que realizan los mandatarios locales para determinar medidas restrictivas, resultan inútiles si el grueso de la población no asume una actitud más consciente frente a lo que está sucediendo por el extraño comportamiento del Covid-19.

Es urgente que todos, sin excepción, reflexionen sobre la forma como están atendiendo el tema, para que al interior de sus hogares colaboren con el único propósito de preservar la vida.

Las cifras de estos últimos días no dejan de preocupar, en el caso de La Guajira van en aumento, de acuerdo a las informaciones que llegan directamente de la Secretaría de Salud Departamental.

Si realmente se quiere preservar la vida, es necesario no bajar la guardia, seguir cumpliendo con las recomendaciones de las autoridades de salud como el lavado de manos, el distanciamiento social, el uso del tapaboca y evitar las reuniones de más de 8 personas.

Es necesario tener claro que muy posiblemente este primer semestre se seguirá conviviendo con el famoso virus, es decir, la vida cambió y se debe adaptar al nuevo modelo.

Lo único cierto es que si se quiere preservar la vida, se deben cumplir con las mínimas medidas de bioseguridad para disfrutar de lo más preciado del ser humano: la familia, y precisamente ese debe ser el motivo para salirle al quite al virus del Covid-19.