Nuevos concejales

Con un Concejo totalmente renovado trabajará el alcalde electo de Riohacha, José Ramiro Bermúdez Cotes, en este nuevo período de gobierno que inicia el 1 de enero de 2020, y que debe marcar ese cambio de historia como lo promovió el ganador de las elecciones en su campaña electoral.

En esta nueva etapa, se esperaría de los concejales trabajar de la mano con el alcalde electo para concretar una hoja de ruta donde claramente se definan cuáles son esas obras e iniciativas que se deben trabajar en estos cuatro años que muestren ese cambio que la comunidad está exigiendo.

Los concejales, quienes representan a la comunidad, deben ocuparse en gestionar obras para los barrios, los corregimientos y las veredas, para no dejarse tentar en la exigencia al mandatario de la entrega de dinero en efectivo que termina como una sensación de chantaje y que puede calificarse como una práctica indebida.

No sería justo ni tampoco honesto, que los representantes de la comunidad dejen entender de la consecución de dineros al mandatario para conformar una coalición que le garantice que le aprobaran los proyectos de acuerdo que les presenten, porque su función es promover el desarrollo del Distrito dentro de sus diversas áreas.

Es importante que este nuevo órgano colegiado pueda mostrar que su único interés es ayudar a que mejore la calidad de vida de los habitantes del Distrito, y que para ello pondrán toda su capacidad de trabajo y servicio.

Varios son los retos de este nuevo cuerpo de concejales, quienes también están en la obligación de ejercer control político, sobre aquellos proyectos que de acuerdo a su criterio lesionen los intereses de la comunidad.

Los concejales tienen la palabra, a promover el desarrollo del Distrito, a ejercer control político con argumentos, a gestionar obras para sus comunidades y a dejar a un lado las prácticas indebidas que la comunidad finalmente cobrará al ejercer el voto en el próximo debate electoral.