Nuevos consejeros

Por estos días se ha movido el sector cultural por la elección de sus nuevos consejeros en las distintas áreas por un periodo de cuatro años, tanto a nivel departamental, como en los entes territoriales.

Llama poderosamente la atención que en el caso del Distrito de Riohacha, pocos se interesaron en poner a consideración sus nombres en los diferentes sectores.

El total de habilitados para votar fue de 362 electores con 17 candidatos, en las áreas de Artes Plásticas y Visuales, Artesanos, Bienes y Servicios Culturales, Cinematografía y Audiovisuales, Comunicaciones y Tics, Danza, Literatura, Manifestaciones Patrimoniales, Música, ONG Culturales y Teatro y Artes Escénicas.

La dinámica indica que faltó más pedagogía, y promoción para lograr que todos aquellos que desarrollan una actividad cultural y la promueven hubiesen podido participar tanto como electores como candidatos. Los consejeros elegidos que actuarán para un periodo de cuatro años asumen nuevas responsabilidades con el sector y les corresponde demostrar que llegaron para trabajar y para reivindicar el trabajo de quienes representan Es hora que este organismo asesor, logre convocar al sector cultural para el diseño de políticas públicas de cultura en el Distrito. Deben además asumir una actitud más proactiva frente a la administración, en la exigencia de recursos para lograr que la actividad se dinamice Tampoco deben ser indiferentes a las inversiones que se hacen de los recursos de cultura. Es necesario que continúen con los procesos de creación del programa de concertación distrital para organizar las inversiones anuales.

Otra de las recomendaciones al nuevo Consejo, es que deben abrir la discusión general sobre cómo organizar el sector y acabar con las negociaciones privadas sobre la financiación de ferias, fiestas y festivales que a diario surgen en Riohacha y sus corregimientos.

Hay mucho por trabajar de la mano de la nueva administración distrital que promueve cambiar la historia, pero también de unos gestores culturales que deben exigirle resultados a quienes los representa.