Pena ajena

A dos días de iniciarse los XXI Juegos Deportivos Nacionales en el departamento de Bolívar, las delegaciones de La Guajira no tienen clara su participación porque el Instituto Departamental de Deportes –Iddg– no garantiza los recursos que permitan el traslado de los deportistas con la suficiente anticipación a las diferentes sedes.

Las delegaciones que clasificaron se han preparado en medio de las limitaciones económicas llevadas solo por el deseo de competir en nombre de su tierra, y para demostrar ese talento innato que poseen como deportistas en las diferentes disciplinas.

Sin embargo, se enfrentan a que no cuentan con los recursos para el desplazamiento, la estadía, los implementos deportivos y las comidas que se exigen para que puedan participar de las competencias sin mayores dificultades.

Podría decirse, entonces, que lamentablemente el esfuerzo de los deportistas por prepararse para clasificar queda relegado porque simplemente solo hasta hace pocos días se dio vía libre al proyecto Ocad por más de mil millones de pesos, para invertir en la participación de las justas, pero no se cuenta con el suficiente tiempo para el respectivo giro por el trámite interno que demanda el tema.

Esta situación es vergonzosa, nada bien le hace al Departamento y menos a un grupo de niños y jóvenes que sueñan con competir para conquistar medallas para La Guajira.

El Instituto Departamental de Deportes les debe una explicación a los deportistas, le corresponde asumir la responsabilidad que le compete en lo que tiene que ver con la preparación y el traslado de los competidores a los juegos nacionales.

Es deber entonces del Gobierno departamental analizar de manera descarnada el panorama ejerciendo la autoridad que le corresponde para sentar su posición sobre la participación o no de La Guajira en los XXI Juegos Deportivos Nacionales que se realizarán del 15 al 30 de noviembre de 2019 en el departamento de Bolívar.