Pésimos servicios públicos

Muy mal la prestación de los servicios públicos en La Guajira. El servicio de energía sigue causando inconformidad en la comunidad en general, por los constantes apagones y ni que decir de la suspensión por largas horas en los municipios de Uribia y Manaure.

A esa situación se suma la forma irregular como se está prestando el servicio de agua en 14 de los 15 municipios, lo que contrasta con el crédito del Banco Mundial aprobado por 90 millones de dólares para financiar el famoso plan departamental además del programa Guajira Azul que impulsa el gobierno del presidente Iván Duque en el Departamento.

{module Avisos InText 1}

En este tiempo de pandemia, quedó nuevamente al descubierto la fragilidad de los servicios de energía eléctrica y agua en toda La Guajira, por aquello de la alta demanda por parte de las familias que se encuentran en casa y adicionalmente de las familias extranjeras asentadas en el territorio.

Los usuarios siguen reclamando una mejor prestación del servicio, que solo lo pueden hacer por redes sociales o medios de comunicación, sin embargo, en el municipio de Uribia la gente salió a la calle a protestar cansada de tantas suspensiones hasta por más de diez horas.

La situación es tan compleja que es muy difícil que la comunidad siga tolerando que no se le preste un buen servicio cuando cada mes le llega la factura de cobro, en un tiempo de aislamiento que se pasa en casa y que lo mínimo es contar con agua para poder cumplir con algunas de las recomendaciones como el lavado de manos para frenar el coronavirus.

El llamado al gobernador de La Guajira y a los señores alcaldes, para que en sus agendas además del tema de la Covid-19, se atienda también el clamor de la comunidad que está exigiendo una buena prestación del servicio de energía y agua.

{module Detalle de noticias 728×90}

Es hora de saltar la página, no es justo que sigan pasando los años y los guajiros con tantos recursos invertidos en los sectores de agua especialmente y energía, no logren disfrutar de unos servicios eficientes las 24 horas del día.

Los guajiros merecen una mejor calidad de vida, que necesariamente se traduce en acceso a agua potable de manera permanente y a energía eléctrica, razón más que suficiente para que las autoridades miren con otros ojos este tema que de no mejorar sustancialmente, puede empezar a generar una serie de protestas no tan pacíficas porque como dice el dicho popular, todo tiene un límite.