Recibamos positivamente a diciembre

Vamos a acabar el año pero tratando al máximo de cerrar las angustias y los sentimientos encontrados que nos ha dejado la pandemia del 2020, así como los sentimientos y las acciones que han realizado nuestros gobernantes, especialmente en su primer año de gobierno.

Se trata de cerrar el año con un autoanálisis  y autoevaluación basados en el comportamiento de nuestros hombres y mujeres que de una u otra forma conducen o lideran en nombre de cualquier entidad pública o privada, una población o segmento de ella, todo porque viene diciembre y queremos reflejar durante este mes todo tipo de emociones en medio de la adversidad producto del Covid-19, infección que nos ha quitado seres queridos, familiares, amigos o aquella persona conocida o distinguida.

Aunque todavía faltan 31 días para que se acabe este tortuoso 2020, queremos dejar atrás los ingratos recuerdos, sobre todo aquel 6 de marzo cuando el Ministerio de Salud confirmó el primer caso de Covid-19 en Colombia y del que en su momento creíamos que se podría tratar de una enfermedad viral que podría ser controlada de inmediato ante los adelantos científicos que se encontraban en el mundo, pero el caos comenzó a reinar entre nosotros una vez conocido el Decreto 457 del 22 de marzo de 2020, por medio del cual se impartieron instrucciones para el cumplimiento del Aislamiento Preventivo Obligatorio a partir del 25 de marzo hasta el 13 de abril, cuarentena en donde hubo limitación total de la circulación de personas y vehículos en el territorio nacional.

La verdad es que acabamos de pasar 8 tortuosos meses en los que imperó la zozobra, la incertidumbre, el desasosiego, la ansiedad y la preocupación entre todos, llevándonos al extremos de no poder besar y abrazar a nuestros familiares; la circunstancia también nos cohibió y nos prohibió de darle el último adiós a nuestros seres queridos, familiares y amigos que fallecieron a causa de la pandemia.

Esperamos que todo quede atrás, teniendo en cuenta que el Covid-19 no se ha acabado por decreto y la recomendación que hacemos es que en este diciembre celebremos en familia, guardando el debido distanciamiento y cumpliendo con las normas de bioseguridad, todo para que no permitamos que regrese el confinamiento obligatorio.

Y si los demás no se cuidan, déjelo tranquilo ¿Sabe por qué? La responsabilidad que usted tiene es cuidarse con su familia. Con medidas de bioseguridad y llenos de alegría recibamos positivamente al mes del diciembre para despedir el 2020 y recibamos con todos los hierros el 2021.