Renovar el lenguaje de las nuevas energías

En el mes de septiembre de 2018 y marzo de 2019, nuestra organización periodística realizó en Riohacha el primer y segundo  ‘Foro de energías renovables’, eventos que contaron con una masiva participación de guajiros interesados en profundizar el clima de incertidumbre respecto del futuro energético de nuestro departamento ante la demanda del país.

Los panelistas presagiaban que La Guajira se convertiría en el principal parque eólico y granja solar de Colombia, basados en la necesidad de recurrir a nuevas fuentes de generación de energías mucho más acordes con las circunstancias del planeta que resulten ambiental y económicamente sostenibles.

En la actualidad hemos pasado del presagio a la realidad, así como de un departamento potencial a una zona del país que cuenta con la presencia de más de una docena de empresas colombianas y extranjeras que han tramitado sus licencias ambientales para la instalación de más de  60 parques eólico y granjas solares que dinamizarán el mercado energético del país. Esta realidad la reafirma la llegada a Puerto Brisa, de las primeras turbinas eólicas para el montaje y la puesta en funcionamiento del primer parque eólico a gran escala en el país.

Adicionalmente a ello, se conoce el contenido de la Ley 2099 del 10 de julio de 2021, por medio de la cual se moderniza y se dictan disposiciones para la transición energética, la dinamización del mercado energético a través de la utilización, desarrollo y promoción de fuentes no convencionales de energía.

Nosotros como medio de comunicación cumplimos en el 2018 y 2019 con nuestra responsabilidad social de auscultar el gran potencial del Departamento y colocamos frente a frente a los guajiros con el alto gobierno, las autoridades del sector y los expertos nacionales y extranjeros para que nos orientaran frente a la nueva bonanza energética. Lo que viene ahora es que los guajiros tomemos conciencia al respaldar este tipo de proyectos con las inversiones programadas por parte del Gobierno nacional y el sector privado que ven en La Guajira una oportunidad de negocio.

Nosotros que estuvimos trabajando en la proyección que tenía en su momento La Guajira y ahora que el Gobierno y los privados convierten en realidad la generación eólica y solar, lo que viene es que los guajiros nos preparemos en el manejo del nuevo lenguaje de las energías renovables para tener madurez en nuestras expresiones y con ello la facilidad en despejar las dudas que sobre estos tópicos tendremos.

Bajo estos criterios es que queremos orientar los próximos foros de energías renovables para salir del tabú que nos mantiene  llenos de incógnitas para luego enriquecer el lenguaje y fortalecer el discurso del futuro de la innovación.