Riohacha está peligrosa

, y ese descontrol es lo que atemoriza a los habitantes del Distrito por el aumento de los atracos a los establecimientos comerciales, hoteles, colegios y robos en almacenes. Todo pareciera que los delincuentes hubieran cambiado el modus operandi de quitar celulares, carteras y bolsos para meterse directamente a las oficinas y los establecimientos, mientras tanto, por los lugares por donde se prohíbe la circulación de motocicletas, algunos transitan tranquilamente sin que exista una autoridad que lo reprenda.

La inseguridad en Riohacha está tan grave que los delincuentes se llevaron varios computadores de la Institución Educativa Fidelia María Navas, y cuando la ciudadanía no había salido del asombro, se conoció que hombres fuertemente armados ingresaron al tradicional Hotel Gimaura y se llevaron una gruesa suma de dinero. No pasó mucho tiempo cuando se supo que en la antena transmisora de Radio Delfín se robaron el cableado, dejando la emisora fuera del aire. Estos sin  olvidar que el sector ferretero y graneros, también han sido víctimas de la delincuencia.  

El tema esta incontrolable, la ciudadanía se encuentra aterrada por la cantidad de atracos, asaltos y hurto a diferentes establecimientos que mueven la poca economía que queda en la ciudad, lo mejor de esto, es que está prohíbo el porte de armas, pero para las personas de bien, simplemente porque los delincuentes la portan e intimidan a sus víctimas sin ningún obstáculo y por el otro lado, se tiene prohibido el tránsito de motocicletas en el Centro histórico de la ciudad y los delincuentes realizan sus asaltos en esa zona  transportándose en motocicleta.

Los habitantes de bien en Riohacha vienen generalizando que son los mototaxistas los que cometen los delitos, pero hay que aclarar que no todos los mototaxistas son delincuentes y muchos de ellos están trabajando horadamente su oficio. Nosotros sabemos que el mototaxismo en Riohacha es un gran aliado para movilizar a las personas de bajo y medianos recursos, pero quienes se han salido de la línea legal se nos han convertido en una amenaza constante. Es allí en donde los inescrupulosos utilizan las falencias que tienen las autoridades.

Con todo lo que está pasando, debe existir en Riohacha una coalición entre los sectores generadores de empleo con los sectores generadores de convivencia ciudadana que permita socializar una medida de choque en bien por la ciudad. Creemos y así lo consideramos que esa medida de choque debe encabezarla la alcaldía, únicos responsables de la seguridad del Distrito, seguramente eso ayuda a que los mototaxistas de bien no sean estigmatizados.