Riohacha se prepara para quinta centuria

Riohacha celebra  475 años de su estado fundacional, efemérides que corresponde a los 14 de septiembre de cada año, fecha en que la historia recuerda a los pescadores de perlas del Cabo de la Vela que se trasladaron al río Ranchería organizando su poblamiento y dándole la categoría de fundación, demostrándose y descartándose cualquier participación de Nicolás de Federmann como nos hicieron creer los equivocados historiadores del pasado. Seguimos apoyando la tesis planteada por el escritor e investigador Benjamín Ezpeleta, refrendada por la Academia de Historia de La Guajira, ratificada por la Academia Colombiana de Historia y oficializada por el entonces alcalde de Riohacha, Rafael Ceballos Sierra.

 Todos estos acápites corresponden a la investigación de Benjamín Ezpeleta  publicada en su libro ‘La verdadera historia de Riohacha’, documento que se acredita como la partida de bautismo de la capital del departamento de La Guajira y que le dio pie al investigador y a las autoridades para obtener el registro civil y luego la cédula de ciudadanía.

Riohacha era una de las ciudades colombianas indocumentada que sobrepasaron las cuatro centurias en el nuevo siglo, manteniéndose 468 años de historia equivocada, pero siete de conocerse oficialmente su paternidad y ejerciendo una serie de derechos y deberes recíprocos con sus habitantes. Esto también fue posible gracias a la voluntad política del entonces alcalde, quien mediante acto administrativo, avaló y oficializó en su momento la investigación que refrendaron los académicos.

 Para nadie es un secreto que la administración Ceballos Sierra le dio importancia a la historia de Riohacha al conmemorar los 470 años y hoy con José Ramiro Bermúdez, quien fundamenta su programa de gobierno en una Riohacha con identidad social, educada y saludable, productiva y ordenada, celebra los 475 años pero que la proyecta al quinto centenario de poblamiento. Las siguientes administraciones constitucionales que le faltan a la ciudad para llegar a los 500 años,  deben proyectarse bajo el lema de Riohacha, ciudad centenaria y señorial. La quinta centuria de Riohacha se cumple en el 2045, lo que significa que aún faltan 25 años. Quien tenga en mente convertirse en el alcalde de la quinta centuria, desde ya debe hacerle seguimiento a los programas atrasados, algunos que quedaron a medias y otros se encuentran en los planes de quienes promueven el crecimiento del hoy Distrito.

 Nosotros seguimos con la fe que Riohacha tiene que ser una ciudad turística por excelencia, pero para cumplir con ese rótulo que le dio la ley de Distrito, es importante que la actual administración y las que vienen, incluyan en sus planes de desarrollo obras que vayan encaminadas al nuevo centenario, es decir, estamos en la hora precisa para que nos preparemos.