Riohacha y el acordeón

Hemos dicho que los últimos tres alcaldes de estirpe Liberal que ha tenido Riohacha se han preocupado por sacar adelante los emblemas heráldicos de la ciudad, la fecha de nacimiento y promover la historia  cultural  de la capital de La Guajira.

Interpretamos lo que hicieron Yolima Carrillo, Rafael Ceballos y ahora José Ramiro Bermúdez, para que a los riohacheros no nos afecte lo que en algún momento dijo  el orador romano  Marco Tulio Cicerón: “Quien olvida su historia está condenado a repetirla”, simplemente porque consideramos que es importante e impredecible que conozcamos la historia de la población en donde nacimos o vivimos y con ello identificar y respetar nuestros emblemas heráldicos tales como la bandera, el escudo y el himno.

Lo anterior corresponde a  la organización de los valores históricos de nuestra ciudad que la conduce a consolidar su identidad basada en el origen de sus símbolos patrios. Le corresponde al actual alcalde trabajar en la importancia que ha tenido Riohacha con la llegada del acordeón por este puerto y que le ha dado riqueza cultural y musical a nuestro territorio nacional, cuyo folclor ha traspasado las fronteras musicales de nuestro país.

Señor alcalde, está demostrado que el acordeón entró por Riohacha y lo que hoy conocemos como capital de La Guajira que recién cumplió 476 años de poblamiento fundacional, su puerto natural fue de gran importancia para la época de la evolución de la economía del país, llegando a la primitiva Riohacha el instrumento que le dio origen a lo que hoy se conoce como música vallenata. Instrumento que desde que tocó suelo riohachero lleva cerca de 130 años de interpretación, fortaleciendo a un folclor que ha  cumplido 77 años de grabaciones discográficas, calculando que se han grabado más de 30 mil canciones, se han organizado en Colombia más de un centenar de festivales en donde participa el acordeón y una veintena de eventos por fuera del país en donde el instrumento es el principal invitado.

Por el hecho de haber ingresado el primer acordeón por el puerto de Riohacha, hoy el mundo vallenato reconoce artistas que llenan a escenarios nacionales e internacionales, y si le echamos una mirada a la literatura internacional, nos atrevemos a pensar que Gabriel García Márquez necesitaba una bandera para sacar adelante su proyecto literario y es allí en donde seguramente se percata que la música de acordeón la conforma unos elementos esenciales para fortalecer algunas de sus obras, debido a que el folclor que se interpreta con acordeón y contiene una tradición oral en medio de las leyendas, mitos, personajes e historias reales.

Señor alcalde, el vallenato se toca con acordeón y el instrumento entró por Riohacha, es hora de que su administración retome la bandera y darle importancia al  que desde esta ciudad le ha dado gloria al folclor que hoy representa a Colombia ante el mundo.