Riohacha y la Covid-19

Los casos de Covid–19 aumentan día a día en Riohacha, así lo indican las cifras del Instituto Nacional de Salud que desnudan la situación en el Distrito.

Las estadísticas actualizadas informan que son más de 967 casos de Covid–19 los confirmados a reporte del 9 de agosto, a escasos 33 pacientes para llegar a la cifra de mil.

A esa situación se suma la muerte de un recluso en una unidad de cuidados intensivos por posible Covid–19, lo que está por confirmar y que de ser cierto pondría en aprietos a la administración distrital porque son más de 350 personas privadas de la libertad que se encuentran actualmente en la cárcel judicial.

Si bien se reconoce que la administración distrital ha implementado una serie de medidas para evitar el contagio como el toque de queda, ley seca, pico y cédula, los casos aumentan por la indisciplina social que se observan en varios sectores de la ciudad.

El tema es bastante complejo porque no se trata solo de exigirle a las autoridades que sigan trabajando para evitar más contagios, en este caso es indispensable que la comunidad sea más consecuente con la presencia de un virus que ataca y mata.

El buen comportamiento de la comunidad es necesario para frenar la propagación del virus, así como cumplir con las medidas de bioseguridad, entre ellas el aislamiento social obligatorio, el uso del tapabocas, la distancia social y el lavado de manos.

La tarea es de todos, no solo de las autoridades ni de los médicos, ni enfermeras, ni auxiliares, ni conductores de vehículos, quienes exponen sus vidas cuando atienden a pacientes con Covid–19 como también de los alcaldes que imparten órdenes para atender la emergencia.

Llamado especial también para las EPS, para que muestren más diligencia en la aplicación de las pruebas y la entrega de resultados de manera temprana, lo que ayudaría a las autoridades de salud a ejercer un mayor control y estricto seguimiento a los pacientes en la atención que reciben en las unidades de cuidados intensivos.

El virus sigue su curso, vencerlo es la tarea que solo se logrará en la medida que cada quien cumpla con lo que les corresponde en esta pandemia del siglo XXI.