Rosendo Romero, padre de la ‘Romanza vallenata’

Las interacciones románticas, sentimentales y poéticas combinadas con melodías y poemas en la que no puede faltar una metáfora, es lo que encierra la ‘Romanza vallenata’, liderada por Rosendo Romero, un compositor nacido en Villanueva y homenajeado en la versión 54 del Festival Vallenato que se desarrolla del 13 al 17 de octubre en Valledupar.

Por algo la aristocracia perteneciente a la crema y nata de la sociedad vallenata ha permitido que este hijo de La Guajira reciba en el templo de la música más importante del país, el merecido reconocimiento y las ovaciones. Todo esto corresponde a que su estilo de componer se desplegó hace más de un siglo en la cultura francesa, lugar en donde la romanza tuvo su más fecundo desarrollo traspasando a otros géneros musicales del mundo, y el ocultamiento musical producido por el predominio del movimiento literario del realismo mágico, renació en Rosendo Romero, el hijo de Escolástico Romero  y Ana Ospino ‘La Nuñe’, quienes junto a Rafael, Norberto, Misael, Israel y Limedes; nietos y bisnietos, conforman una de las tantas dinastías que hay en Villanueva.

Exaltamos al Festival Vallenato por el merecido reconocimiento que le hacen al ‘Poeta de nuestra tierra, Villanueva’; los guajiros nos sentimos extraordinariamente agradecidos al ver a Rosendo Romero galardonado en el escenario principal  en donde se suben quienes tienen un indiscutible  y excelente catálogo musical. El homenajeado en la edición 54 del Festival Vallenato, tiene cómo demostrar que es padre de la ‘Romanza vallenata’ y para ello nos corresponde remitirnos a los poemas y figuras literarias existentes en la variedad de canciones interpretadas por los mejores exponentes del folclor, como la canción ‘Romanza’, grabada por Silvio Brito y Orangel ‘El Pangue’ Maestre en 1978 y con ella ‘Mi poema’, ‘Besos de luna’.

Mientras que el Binomio de Oro le cantó magistralmente ‘Sueños de conquista’, ‘Despedida de verano’, ‘Tu dueño’, ‘Villanuevera’, ‘Canción para una amiga’, ‘Luna de junio’, ‘Navidad’ y ‘Copitos de pinos’, entre otros, sin dejar por fuera ‘Fantasía’, ‘Cadenas’, ‘El amor es un cultivo’, ‘Cobijas’, ‘Noches sin lucero’, ‘Que pasará’ y ‘Mensaje de Navidad’. Rosendo Romero es uno de los poetas de la música vallenata que ha centrado su inspiración entre el medio ambiente y las mujeres que han pasado por su canto, llevando al seguidor de sus canciones a extasiarse entre el placer que generan sus melodías y la admiración del contenido de sus letras, de tal forma que cada canción de Rosendo Romero perdura en la mente de quienes las escuchan.

Su estilo de componer se fue perfeccionando hasta que “nació una mañana mi primer amor, recuerdo que fue mi primera canción”. Todo lo que encierra el anterior componente melómano literario se traduce en la ‘Romanza vallenata’, estilo de componer perteneciente al folclor vallenato, representado a través de las canciones de la autoría de Rosendo Romero, apelativo que le da todo derecho natural para llevar su paternidad.