Semana Santa en casa

Por segunda vez corresponde vivir la Semana Santa en casa, por la pandemia del coronavirus que sigue cobrando la vida de miles de personas en el mundo, en Colombia y La Guajira.

No es fácil para los creyentes, no participar presencialmente de las actividades programadas en las distintas parroquias para recordar la vida de un ser supremo. Como tampoco lo es para quienes no creen pero aprovechan los días para conocer otros sitios, para compartir en medio de la música y la comida.

Igual que el pasado 2020, este 2021 las autoridades de salud siguen llamando la atención de la comunidad para que extremen las medidas de bioseguridad pues al parecer se vive un tercer pico en algunos departamentos entre los que podría estar La Guajira.

La vida hay que cuidarla y vencer este virus depende en gran parte de la responsabilidad individual de cada quien, por eso no se puede actuar de manera irresponsable como si nada estuviera pasando, la realidad es otra, es entender que si no se extreman las medidas se está a un punto del contagio que podría ser masivo y resultar peligroso.

Los esfuerzos de las autoridades resultan insuficientes ante la indiferencia de las familias que intentan seguir adelante menospreciando las recomendaciones de las autoridades de salud.

El llamado entonces es para que todos sigan en casa, para que estos días de Semana Santa sean propicios para la reflexión, para actuar de manera correcta frente a lo que está sucediendo por un virus que sigue atacando de manera inmisericorde.

Si como seres humanos podemos aportar para vencer este virus, entonces no lo piense dos veces y actúe como corresponde, porque este es una situación que nos afecta a todos.

La vida de nuestros seres queridos, de nuestros amigos, de nuestros padres e hijos que es lo más preciado depende en gran parte de evitar el contagio del Covid-19, y eso solo se logrará en la medida de que se extremen las medidas de bioseguridad como el uso del tapaboca, el lavado de manos, el distanciamiento social y evitar las aglomeraciones.

Bienvenida la Semana Santa, pero en casa.