Una Flor y una Margarita

Los hospitales de Riohacha y San Juan del Cesar estuvieron bien florecidos con las administraciones por separado de Flor García Peñaranda en el Nuestra Señora de los Remedios y Eliana Margarita Mendoza en el San Rafael. Dos gerencias en dos importantes E.S.E que son del resorte de la Gobernación de La Guajira y que por sus excelentes resultados dejaron huellas entre los usuarios, empleados y contratistas.

Puede existir una diferencia entre la percepción del círculo de empleados y contratistas que estuvieron por separado con las dos gerentes, aún desconocemos hasta el momento cuál puede ser la realidad financiera y administrativa con la que dejan los hospitales de Riohacha y San Juan del Cesar. En la actualidad hay un concepto favorable por parte de la comunidad de las dos gerentes salientes de los mencionados hospitales, ya que hemos recogido la impresión verbal de los entornos que rodearon a Flor y a Eliana Margarita en sus administraciones, aunque desconocemos cuál ha sido la realidad de sus procedimientos financieros y administrativos los cuales deberían concordar con la percepción de quienes conocieron de cerca sus respectivas administraciones.

A las dos salientes gerentes sus trabajadores les hicieron los respectivos reconocimientos colocando una placa como sinónimo de buena gestión. En el caso de Flor García Peñaranda, gerente del Hospital Nuestra Señora de los Remedios de Riohacha, los funcionarios y contratistas de la entidad dan cuenta de la buena labor que logró durante ocho años de administración, sobre todo porque Flor encontró una institución golpeada por una aguda crisis financiera, una alta deuda con el personal, que contrastaba con el poco aprecio de la comunidad porque el servicio que se prestaba antes de ella llegar, no era el óptimo. Fue así en donde Flor García emprendió una titánica labor de la mano de la Junta Directiva, de los funcionarios y contratistas, a quienes les pidió un término de tiempo para demostrar que podía entregar un hospital sin riesgo financiero, con salarios al día con los empleados y así lo hizo Una labor similar la desarrolló Eliana Margarita Mendoza, gerente del Hospital San Rafael de San Juan del Cesar de quien se dice encontró una entidad en banca rota, inviable, con unos estados financieros críticos y con poca credibilidad. Hoy Eliana Margarita aparentemente deja un hospital viable financieramente y recientemente el Ministerio de Salud le giró la suma de $4.767.595.000 para cubrir la deuda que tiene la E.S.E con los trabajadores, especialmente para cubrir los montos atrasados de nómina entre enero, febrero y marzo de 2020. Creemos que las dos nuevas gerentes encuentran hospitales saneados y listos para continuar adelante.