Violencia electoral

El departamento de La Guajira se encuentra en la mira de las autoridades electorales, a propósito de las elecciones regionales del próximo 27 de octubre, cuando se elegirán nuevos gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y ediles.

La violencia electoral en el país es evidente a lo que no escapa La Guajira, para lo cual ya se han tomado algunas decisiones como la revocatoria de más de 35 mil cédulas inscritas, en donde el municipio más afectado es Manaure, situación que debería llamar la atención de los propios pobladores que permiten que personas que viven en municipios como Riohacha ejerzan el derecho al voto en esa población.

El tema es tan delicado que el Consejo Nacional Electoral se encuentra en alerta roja por algunos hechos que vienen ocurriendo como la trashumancia, la compra de votos, las amenazas, los asesinatos y los secuestros, algunas de las cuales aplica perfectamente a La Guajira, y que debe ser objeto de análisis de los propios candidatos para tomar las medidas y evitarse dolores de cabeza más adelante.

Se debe entonces llamar la atención sobre la polarización política que se vive actualmente en el proceso electoral en la península, que tiene que ver con los ánimos alterados y el vocabulario agresivo entre las campañas especialmente a través de las redes sociales que genera un enfrentamiento que va más allá de las ideas, y que podría provocar acciones mucho más violentas con consecuencias que podrían alterar el orden público.

Los candidatos, gerentes y personal cercano a cada una de las campañas deben propiciar entre sí un clima de respeto y tolerancia, y deben enfrascarse en un diálogo amable y sincero con los electores sobre sus programas de gobierno, para que estos puedan ejercer un voto responsable y consciente.

Estas elecciones son cruciales para el departamento de La Guajira, porque se trata de elegir al gobernador y alcaldes que deben administrar durante los próximos cuatro años, con una enorme responsabilidad para superar con creces la actual crisis institucional, económica y social, es decir no hay espacio para nuevas equivocaciones porque lamentablemente el tiempo perdido no se recupera.

Se esperaría también que antes de terminar este mes, el Consejo Nacional Electoral entregue resultados sobre las investigaciones a los dos candidatos a la Gobernación acusados de doble militancia, y de las alcaldías, para que los ciudadanos puedan sentirse tranquilos a la hora de ejercer el derecho al voto.