Violencia política

En el marco del ‘Quinto encuentro de editores políticos’, organizado por la Misión de Observación Electoral, MOE, la directora de ese organismo nos dejó bastante preocupados, teniendo en cuenta que en el informe de violencia política, este flagelo se concentra en primer lugar en Arauca, pero que lamentablemente La Guajira ocupa el segundo puesto con 15 víctimas de líderes políticos y sus respectivos candidatos.

Con corte del 27 de julio, el hecho que mayor marcó las 15 amenazas se refiere al panfleto en el que aparecieron los nombres de los 13 concejales de Maicao y no incluye la amenaza que viene recibiendo Carlos Daniel Rojas, candidato al Concejo de Riohacha.

Interpretando el informe de los expertos de la MOE en el ‘Quinto encuentro de editores políticos’, celebrado en Barranquilla con la presencia de todos los periódicos impresos del país y en la cual Diario del Norte fue invitado, nos dejó bastante preocupados, debido a que las amenazas a líderes y dirigentes políticos, votantes y periodistas, cíclicamente se presenta en la península, cada cuatro años con motivos de las elecciones regionales que nos permite elegir a los alcaldes, gobernador, concejales y diputados, y para la MOE es claro que la persona cualquiera que sea su responsabilidad dentro del proceso, son amenazados por los delincuentes que intimidan para satisfacer sus pretensiones políticas.

El hostigamiento político no solamente se ha venido presentado con algunos dirigentes y periodistas, sino que también ha existido una especie de maltrato psicológico por parte de los alcaldes de Maicao y San Juan del Cesar en contra de sus concejales. Estos alcaldes han reducido la honorabilidad bajo un desconocimiento total enmarcado entre lo que muchos le llaman la violencia y el acoso político que al final afecta al constituyente primario, es decir, la población es la gran afectada debido a que no se desarrollan obras importantes por las contantes peleas entre el ejecutivo y los coadministradores.

Igualmente, la pelea por cuatro años entre los alcaldes de Maicao y San Juan del Cesar con los concejales de los dos municipios, aparte de afectar el desarrollo de su localidad, también se han convertido en el desgano de los ciudadanos por no participar en la fiesta electoral convocada para el 27 de octubre del presente año y en la cual observamos que el número de aspirantes al Concejo de estos dos municipios han bajado, simplemente por el desgano político que le genera el alcalde de turno.

Lástima que la MOE hizo la observación cuando precisamente el periodo constitucional de los alcaldes y los concejales se encuentra a punto de terminar, sin desconocer que en otros municipios se han presentado diferencias entre el ejecutivo con los coadministradores, pero consideramos que hace parte de la dinámica política del momento.