Zozobra jurídica en medio de la pandemia

Las diferentes acciones jurídicas que se han presentado desde las elecciones regionales del 2019 con vigencia gubernativas desde el primero de enero de 2020, han tenido su acción y efecto en unos municipios y un departamento débil en sus sistemas políticos administrativos, en donde podemos concluir que es La Guajira el departamento en donde se demanda desde la elección de la Junta de Acción comunal, pasando por los concejales, alcaldes, diputados, gobernador, personeros y consejeros de Corpoguajira, para ir más allá de lo que somos capaces los guajiros de demandar.

En medio del desencadenamiento y resultados de cada demanda, creemos que somos los guajiros los que no dejamos descansar a los magistrados del Tribunal Contencioso Administrativo, Tribunal Superior y los juzgados administrativos, pero también somos los que hemos atiborrado las diferentes Salas del Consejo de Estado, en donde no deja de ser un dolor de cabeza para el magistrado que le toque un negocio de La Guajira.

 En Bogotá se escuchan voces que los guajiros demandamos todo, pero debe ser entre nosotros los guajiros, ya que no somos capaces de enfrentar jurídicamente o judicialmente a una persona que nos afecta que no sea oriunda de este departamento, mejor dicho, nosotros mismos nos demandamos y hasta nos denunciamos, pero cuando hay que actuar en contra de alguien que no es oriundo de este departamento, demostramos falta de valor.

Creíamos que en la temporada de pandemia del Covid-19 quienes propician las demandas en contra de lo que sea, el virus los iba a recoger o quedarse quieto, antes por el contrario, en muchos municipios se pudo percibir la zozobra jurídica y con ellas las fluctuaciones emocionales entre quienes le apostaban a favor o en contra del demandado, y que decir a nivel departamental en donde  se ha vivido la gran  zozobra al interior de la Gobernación por las acciones jurídicas en contra de Nemesio Roys, que lograron anular su elección.

Recientemente salió a favor de Hamilton García como alcalde de Fonseca el fallo único que le devolvió sus derechos políticos en una absurda demanda que lo que hizo fue desgastar el sistema judicial y mantenernos en un estado de zozobra jurídica. Todo indica que el fallo en única instancia en favor del alcalde de Fonseca podría ayudar esclarecer la situación jurídica en que se encuentra Juan José Robles Julio, alcalde elegido en Manaure, lo mismo esperamos con las demandas pendientes que aún faltan por esclarecer en diferentes municipios y a nivel departamental.              

Señores, estamos viviendo una combinación emocional nunca vista en la humanidad: zozobra jurídica en contra de nuestros gobernantes, versus, los dolores que sufrimos quienes por alguna circunstancia hemos padecido los efectos y las consecuencias del Covid-19.