El mundo conmemora 30 años de la caída del Muro de Berlín: la pared que todavía divide a Alemania

El muro de Berlín funcionó para impedir la fuga de alemanes del este hacia el oeste entre 1961 y 1989.

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Alemania comenzó desde el pasado lunes las conmemoraciones por el 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín, en un ambiente sombrío marcado por un aroma a Guerra Fría y un aumento de los nacionalismos.

Lejos de las esperanzas que suscitó el fin de la Cortina de Hierro, el alcalde de Berlín, Michael Müller lanzó una advertencia “frente a la situación (actual) en el mundo”. Müller recordó que esa “revolución pacífica”, que permitió a los alemanes unirse, se desarrolló “sin que se derramara ni una gota de sangre”.

Alemania ha previsto un programa político mínimo para esta conmemoración, cuyo día clave será hoy, aniversario de la apertura de una frontera que separó a los berlineses del Este y del Oeste durante más de 28 años.

Una ciclorruta con murales artísticos rodea los tramos del muro que aún permanecen en pie.

 

Hace diez años (por el veinte aniversario), líderes de todo el mundo, incluidas las cuatro fuerzas aliadas de la Segunda Guerra Mundial, se dieron cita ante la Puerta de Brandeburgo en Berlín para derribar un falso muro erigido para la ocasión.

El mensaje fue claro: las murallas y las divisiones son cosas del pasado.

Pero hoy no habrá grandes celebraciones. El ambiente político en Alemania está enrarecido y más polarizado que nunca debido al auge de la extrema derecha en especial en la exAlemania del Este, que ilustra una brecha política que persiste 30 años después entre las dos partes del país.

Las conmemoraciones han incluido una serie de exposiciones, encuentros con testigos y conciertos en los lugares que fueron el escenario de la revolución de 1989.

Datos claves
  • Es de recordar que el muro rodeó a Berlín Occidental desde 1961 hasta 1989, en un intento por evitar que los alemanes orientales huyeran hacia Occidente. Se convirtió en un símbolo de las relaciones Este / Oeste durante la Guerra Fría.
  • El muro de Berlín comenzó como una frontera de cercas de alambre de púas y se convirtió en una barrera de hormigón fortificada con guardias fronterizos armados de Alemania Oriental.
  • Alemania Oriental militarizó toda la frontera con Occidente, con más de un millón de minas terrestres y el despliegue de alrededor de 3.000 perros de ataque.
  • El muro entre el este y el oeste de Berlín tenía casi 3,6 metros de altura y aproximadamente 43 kilómetros de largo, con 302 torres de vigilancia y 55.000 dispositivos explosivos antipersona (minas terrestres).
  • Para evitar intentos de escalar el muro o escapar cavando debajo, el muro fue reforzado con alambre de púas, estacas, rejillas metálicas, búnkeres y vehículos convertidos en obstáculos.
  • Un área abierta de tierra y arena, una zona de amortiguación entre las dos paredes, se conoció como “tierra de nadie” o “franja de la muerte”, donde los guardias en las torres de vigilancia podían disparar a cualquiera que intentara escapar.
  • En los terrenos fronterizos, al menos 140 personas murieron por disparos o en accidentes fatales al intentar escapar o por suicidio.
  • El cruce fronterizo más famoso se conocía como Checkpoint Charlie.
Cronología de la caída

4-11 de febrero de 1945: Ante la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial, la Conferencia de Yalta de los Aliados acuerda dividir a Alemania en cuatro zonas de ocupación: Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos ocupan el oeste, el noroeste y porciones del sur, y la Unión Soviética ocupa el este. Berlín, ubicada en territorio soviético, también se divide en zonas este y oeste.

1949: Las zonas ocupadas por Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos se convierten en Alemania Occidental (formalmente conocida como la República Federal de Alemania). La zona soviética se convierte en Alemania Oriental (conocida formalmente como la República Democrática Alemana). Alemania Occidental es una república democrática. Alemania Oriental o del Este es un país comunista alineado con la Unión Soviética.

1949-1961: Más de 2,7 millones de alemanes orientales escapan al oeste. Los ciudadanos extranjeros, los alemanes occidentales, los berlineses occidentales y el personal militar aliado pueden ingresar a Berlín Oriental, pero los berlineses orientales necesitan un pase especial para salir.

12 de agosto de 1961: El líder del Partido Comunista de Alemania Oriental, Walter Ulbricht, firma la orden para levantar una barricada que separe Berlín Este y Oeste.

13 de agosto de 1961: El jefe de las fuerzas de seguridad de Alemania Oriental, Erich Honecker, ordena a la Policía y las tropas que levanten una cerca de alambre de púas y comiencen la construcción de barricadas de concreto.

El muro separó de familias y amigos berlineses durante 28 años.

18 de agosto de 1961: El vicepresidente de Estados Unidos, Lyndon B. Johnson, y el general retirado Lucius Clay vuelan a Berlín como muestra del apoyo de Estados Unidos a Alemania Occidental.

20 de agosto de 1961: Estados Unidos envía un grupo de trabajo de 1.500 tropas a Berlín a medida que aumentan las tensiones a lo largo de la frontera.

23 de agosto de 1961: Los berlineses occidentales sin permiso tienen prohibido ingresar a Berlín Oriental.

26 de junio de 1963: El presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, habla a una multitud en Berlín Occidental: “Hoy en el mundo de la libertad, el mayor orgullo es ‘Ich bin ein Berliner’ (‘Soy berlinés’), todos los hombres libres, dondequiera que vivan, son ciudadanos de Berlín”.

12-13 de septiembre de 1964: Martin Luther King Jr. visita Berlín por invitación del alcalde de Berlín Occidental, Willy Brandt. King pronuncia un discurso a ambos lados del muro titulado ‘Oriente y Occidente: los hijos de Dios’.

3 de septiembre de 1971: Las conversaciones entre EE. UU., Gran Bretaña, Francia y la Unión Soviética conducen al Acuerdo de Cuatro Potencias sobre Berlín, un decreto para mejorar las condiciones para los berlineses occidentales y facilitar el viaje hacia y desde Alemania Occidental y Berlín Occidental.

21 de diciembre de 1972: Alemania Occidental y Oriental firman el Tratado Básico, que normaliza las relaciones diplomáticas y reconoce la soberanía de cada uno.

12 de junio de 1987: En un discurso en la Puerta de Brandenburgo, el presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, conmina al secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética, Mikhail Gorbachev, líder de la URSS, a “derribar este muro”.

Abril de 1989: Los guardias fronterizos de la RDA tienen instrucciones de dejar de “usar armas de fuego para evitar violaciones fronterizas”.

Los guardias fronterizos de Alemania del Este disparaban contra todo aquel que intentaba cruzar hacia el lado oeste del muro.

18 de octubre de 1989: El jefe del Partido Comunista, Honecker, es expulsado y reemplazado por Egon Krenz.

2 de noviembre de 1989: Krenz anuncia amplias reformas políticas y económicas.

4 de noviembre de 1989: Más de medio millón de personas participan en una manifestación a favor de la libertad en Berlín Oriental, exigiendo elecciones libres.

6 de noviembre de 1989: Se aprueba una ley preliminar que otorga a todos los ciudadanos derechos de viaje y emigración, con restricciones.

7 de noviembre de 1989: El gabinete de Alemania Oriental renuncia. Casi la mitad de los miembros del Politburó son removidos y reemplazados al día siguiente.

9 a 11 de noviembre de 1989: Alemania Oriental levanta las restricciones de viaje a Occidente. Multitudes jubilosas derriban la pared pieza por pieza usando sus manos, picos, mazos y palas.  Se abren varios puntos de cruce nuevos. 

En noviembre de 1989, cientos de berlineses usaron todo tipo de herramientas para derribar el muro.