24 de marzo: punto de inflexión

En esa fecha salió hacia Chile el primer envío de carne bovina con sello colombiano de calidad, como garantía de inocuidad a partir de producción natural, respetuosa del bienestar y la salud animal, y armónica con la naturaleza.

El sello de calidad representa un punto de inflexión en nuestra ruta hacia las grandes ligas del mercado mundial de carnes, a las cuales ya nos asomamos con fuerza. En 2020 exportamos más de 34.000 toneladas de carne y 264.000 animales, por cerca de 270 millones de dólares, y en enero de 2021 exportamos 3.366 toneladas y 25.507 animales por 26 millones de dólares. Sin duda este año superamos la factura exportadora. 

Es el resultado del esfuerzo de Fedegán y de los ganaderos desde 1994, cuando el Fondo Nacional del Ganado priorizó la certificación de país libre de fiebre aftosa como llave de acceso a los mercados. La obtuvimos en 2009; la perdimos en 2018 por las decisiones dolosas de un gobierno, y la recuperamos en 2020, cuando otro gobierno respetuoso de la legalidad le devolvió a Fedegán la administración parafiscal. 

A partir de la enfermedad de la “vaca loca” se generaron mayores exigencias de inocuidad, y una vez más Fedegán se comprometió, simultáneamente, con la modernización del sacrificio y la reconversión productiva a partir de la “Gestión del Conocimiento”. Hoy, los temores por la pandemia han extremado estas exigencias, y a raíz de la alarma por el cambio climático, han saltado a primer lugar las relacionadas con producción sostenible. 

Ya tenemos también una respuesta en camino. Desde hace 15 años Fedegán levantó la bandera de la ‘Ganadería Sostenible’ a partir de Sistemas Silvopastoriles, con un liderazgo reconocido a nivel mundial. Por ello, nuestro próximo paso, el sello de confianza de ganadería sostenible, impulsará la modernización del sector a partir de nueve rangos de exigencia que el Gobierno plasmará en la norma que crea oficialmente el sello y sus condiciones. 

Se trata de una certificación integral que se traducirá en mayor captura de carbono, menor emisión de gases de efecto invernadero, reforestación y recuperación de la biodiversidad. Se trata, del compromiso de Fedegán con la construcción de una “nueva ganadería”, competitiva, rentable y sostenible. 

Notas bene. 1. María Corina Machado tiene clara la tragedia de su país: Venezuela está secuestrada por Maduro y su régimen narcotraficante, terrorista y criminal; por ello “el propósito de una verdadera negociación es uno solo: la salida del régimen y la liberación de Venezuela…Aquí nadie quiere una jaula”, es su dramática proclama.

2. Como si fuera poca la inseguridad bogotana, vimos aterrados el vandalismo y la violencia de los ambulantes y habitantes de calle -¿o de los infiltrados de siempre?- en una protesta con ausencia de la Policía, porque la alcaldesa no gusta de ella.