Antagonismo en la política

El director del partido Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, históricamente ha sido el palo en la rueda de las iniciativas que no cumplan con las expectativas de favorecer sus intereses particulares y la de sus amigos cercanos, cayendo en un verdadero antagonismo en la política del país.

Ahora que nuevamente este amargoso, fastidioso y tortuoso personaje de la política nacional que pelea hasta con su propia sombra, no es una persona bien querida en La Guajira, debido a que nos envió de gobernador encargado a un personaje extraído del abdomen biliar de su alma, propio de su misma calaña temperamental y en donde solo hizo crear una cortina de humo bajo el panorama del insultos para bordear a este departamento con la instalación de varios peajes.

Hoy que Vargas Lleras reaparece nuevamente en el panorama nacional en medio de la pelea con quienes integran la llamada Casa Char, inmediatamente nuestra memoria nos llevó a aquellos días borrascoso en que este personaje y su caterva de malcriados, vinieron a nuestro propio departamento a insultarnos y dejaron por suelo la moral de los guajiros de bien, eso sí, apartando a quienes hicieron parte de su mundo enrarecido.

Hoy a manera de colofón de la actualidad política relacionado con la decisión de los congresistas de la Casa Char en votar a favor el Plan de Desarrollo y haciendo caso omiso de la instrucción que había dado el exvicepresidente de no apoyar la iniciativa gubernamental, generó una fuerte molestia en Vargas Lleras, que no quiere dejarse quitar el poder tan fácilmente en ese partido, que tiene amplio dominio de esta familia política del Caribe.

El antagonismo de Vargas Lleras ha quedado nuevamente de presente que definitivamente el país no quiere políticamente a este soberbio y Olafo protagonista de la amargura política. Así lo concluimos de los diferentes columnistas que no son del gusto político del actual presidente Iván Duque, pero que prefieren bajar la bandera de la contradicción gubernamental para atacar la posición de Germán Vargas Lleras.

No ha sido nada grato para los guajiros de bien, la posición antagonista de Germán Vargas Lleras y su caterva de amigos en contra de La Guajira, los cuales le han generado daño a la moral de quienes están incólume en la vida social del Departamento, sacando a los guajiros que bajo una posición de complicidad, le han hecho daño a este departamento con la complacencia de los amigos de Germán Vargas Lleras.