Barranquilla, lista para una Asamblea histórica

La ‘Puerta de Oro’ de Colombia no para de generar buenas noticias. Desde que fue designada, en marzo de 2019 como ciudad anfitriona de la Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo –BID– 2020, Barranquilla se ha venido preparando de la mano de la Presidencia de la República. El propósito es que esta reunión sea considerada como la mejor en la historia de la institución financiera multilateral.

Por cuenta del desarrollo dinámico de la ciudad, que ya ha sido sede de grandes eventos como los Juegos Centroamericanos y del Caribe, se tiene ya una preparación previa, mediante actividades en cumplimiento de los requerimientos específicos del Banco, especialmente en lo relacionado con el principio de sostenibilidad.

“Barranquilla es la Puerta de Oro de Colombia, como siempre la hemos llamado. Exhibe, como ninguna lo que siempre queremos hacer aquí en el Banco: demostrar cómo se puede hacer una gran transformación, un gran desarrollo económico y transformación urbana”, aseguró Luis Alberto Moreno, presidente del BID, al confirmar a la ciudad como anfitriona.

Por su parte, el presidente de la República, Iván Duque, destacó la oportunidad que tiene la región Caribe, con base en la realización de la Asamblea, para mostrar sus atributos. “Nos hemos comprometido con la Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo, que será una vitrina para que este Atlántico pueda mostrarse ante los ojos del mundo”.

Mientras tanto, la Administración Distrital de Barranquilla tiene claro que esta es “la prueba irrefutable del desarrollo en corto plazo, con excelentes indicadores de progresos económicos y de bienestar social, con sabor y color latino”, según el alcalde Jaime Pumarejo, para que toda Latinoamérica puede verse reflejada aquí, de “atreverse a soñar y a cumplir sus metas en menos de dos décadas”.

Por otro lado, la consejera presidencial para las Regiones y gerente de la Asamblea para Colombia, Karen Abudinen, señaló que “no debemos olvidar que somos alegría y desarrollo; somos sabor y progreso. Somos destino hoy, más que nunca, de grandes negocios”.

El cumplimiento de los objetivos se viene alcanzando con el acompañamiento permanente de representantes del BID que verifican cada paso, teniendo en cuenta que se esperan entre 5.000 y 7.000 participantes, en los días de la Asamblea.

Ha sido un trabajo mancomunado que garantizará que todo esté a la altura en asuntos de seguridad, movilidad, cultura y turismo. Por ende, se siguen ultimando detalles para dejar en alto la capacidad logística y organizadora de la ciudad.

Un banco para mejorar la vida de la gente
Luis Alberto Moreno, presidente del BID, dice que Barranquilla demuestra transformación urbana y desarrollo económico.

 

El BID, fundado en 1959, es una entidad financiera de carácter multilateral –que opera en varios países– y su misión es mejorar las condiciones de vida en América Latina y el Caribe.

El Banco Interamericano de Desarrollo financia proyectos y programas públicos mediante préstamos, garantías y recursos no reembolsables, además de asistencia técnica en los países de la región. Esas iniciativas deben ser sostenibles desde los ámbitos económico y financiero, ambiental, social e institucional.

De estos programas de desarrollo, orientados a luchar contra la pobreza, se han beneficiado 8,3 millones de personas. Asimismo, por cuenta del componente de sostenibilidad se prevé la reducción de 8,5 millones de toneladas métricas de emisiones de CO2 por año.

De igual manera, desde un enfoque de género, la entidad ha apoyado proyectos educativos de los que se han visto beneficiadas 2,1 millones de niñas en la región. Adicionalmente, 4.200 kilómetros de vías fueron construidos con recursos de la entidad, y en capacitación laboral, se beneficiaron 540.000 personas.

El organismo, adicionalmente, apoya investigaciones, realiza sus propios estudios e informes, hace donaciones y brinda capacitación en asuntos asociados con sus objetivos. Este accionar se desarrolla bajo el criterio de la transparencia.

Los retos

El Banco tiene tres retos: inclusión social e igualdad; productividad e innovación; e integración económica. De igual forma, plantea líneas transversales: igualdad de género y diversidad; cambio climático y sostenibilidad ambiental; capacidad institucional y estado de derecho.

La máxima autoridad del BID es la Asamblea de Gobernadores, conformada por los representantes de los 48 países que hacen parte de la entidad en calidad de miembros. Cada país aporta un capital, y su poder de votación para la toma de decisiones es proporcional al monto de ese capital. El gobernador o representante de cada país es, por lo general, el ministro de Hacienda o su equivalente.

La entidad tiene su sede principal en Washington D.C. (Estados Unidos) así como representaciones en 26 países miembros prestatarios; además de oficinas regionales en Asia y Europa. En total, la nómina de empleados supera las 2.000 personas, y sus clientes naturales son los gobiernos centrales de cada país.

Actualmente, el monto aprobado por el BID para Colombia, dentro de la estrategia 2019-2022, es de 2.092 millones de dólares, distribuidos en sectores como el transporte, modernización del Estado, inversión social, agua y saneamiento, educación, desarrollo de vivienda, entre otros.