El kitesurf, un nuevo atractivo turístico que impulsa la región

Uno de los portales deportivos más importantes de deportes acuáticos (www.whenwherekite.com) publicó hace unas semanas el ranking de los mejores lugares del mundo para la práctica del kite en sus distintas modalidades deportivas y con grata sorpresa encontramos que en esta clasificación aparece en repetidas ocasiones Santa Verónica, Atlántico, como el mejor sitio para el desarrollo del kitesurf durante los meses de enero, febrero y marzo, ubicándose por encima de spots tradicionales como Isla Margarita y Los Roques en Latinoamérica o Madagascar o el mismo Australia.

No son solo las condiciones del viento o el clima las que hacen que un lugar sea el sitio favorito de los kiters para el desarrollo de este deporte, en este rankeo se tiene en cuenta el tamaño y la consistencia de la ola, el acceso a la playa e incluso la práctica de otras actividades durante la temporada.

El kite, como se conoce actualmente, no es un deporte nuevo, se tienen registros de su origen que datan del siglo VII, pero solo hasta el siglo pasado en el año 1977 es que se da la primera patente del kite surf de manera oficial, esta fue suscrita por el inventor de los Países Bajos Gijsbertus Adrianus Panhuise.

 

Para la práctica de este, se requiere de una cometa conectada por líneas a un arnés y a una barra que cumple la función de timón y en los pies puede llevar una tabla de tipo surf o una “twin tip” que le permite al rider desplazarse sobre el agua y ejecutar infinita cantidad de maniobras.

Aunque en Colombia el Kitesurf no es un deporte muy conocido, en el mundo si posee una gran cantidad de adeptos que viajan durante temporadas por diferentes países buscando el lugar con las condiciones adecuadas para su práctica. En nuestro país existe a lo largo de la costa Caribe y algunos cuerpos de agua del interior muchos lugares (spots) donde el desarrollo de esta actividad se viene desarrollando desde hace ya algunos años. Sitios como el lago Calima en el Valle del Cauca; Mayapo, Cabo de la Vela y Riohacha en La Guajira; Las Velas, Las Américas, Manzanillo, Tierra Bomba e Islas del Rosario en Bolívar y Puerto Mocho, Puerto Colombia, Puerto Velero, Santa Verónica y Salinas del Rey en el Atlántico, son algunos de los destinos de los amantes de este deporte náutico. Son estos dos últimos corregimientos los que el famoso portal reconoce como lugares ideales para iniciar la temporada de este deporte a cometa y destaca la gran cantidad de sitios para hospedaje, alimentación y entretenimiento afines a este deporte que se encuentran en la región, convirtiéndose en punto de desarrollo para el turismo y de crecimiento para la economía local.

 

Se desarrolla de forma paralela un negocio en crecimiento, las escuelas de kite, que con instructores certificados nacionales y extranjeros han impulsado de forma exponencial el atractivo por estos destinos.

Dentro de nuestro recorrido por los diferentes spots de la zona nos llamó la atención la cantidad de hostales, posadas y hoteles que brindan a propios y visitantes un sitio de descanso luego de las jornadas deportivas y evidenciamos que existe una gran población de extranjeros ya radicados en la región, suizos, canadienses, alemanes, franceses, holandeses, solo por nombrar algunas de las nacionalidades de los rostros que deambulan por las calles de Santa Verónica y de otros que encontraron en esta Costa su nuevo hogar, por lo que no es raro ver familias enteras que con muy poco conocimiento del español disfrutan de los eventos nocturnos que realizan lugareños y turistas.

No solo provienen de fuera del país, también existe una población del interior que ha encontrado su destino en nuestras playas y han convertido a Santa Verónica en un pueblo sin igual en la región, que se proyecta como un eje turístico y gastronómico para el resto del Departamento.

La invitación es a conocer nuestro territorio, a visitar estos y otros lugares y a arriesgarse a practicar deportes náuticos y así unirse a este movimiento en La Movida.

*Fotos de Francisco Pacheco