A la cárcel hombre que le prendió fuego a su pareja en Cartagena

Mauricio Fidel Pedroza Cortecero fue enviado a la cárcel por un juez de Cartagena, tras la muerte de su pareja sentimental, Katia Pérez Bello, a quien le prendió fuego el pasado 4 de agosto en medio de una pelea de tipo sentimental ocurrida en el barrio Villas de Aranjuez.

De acuerdo a la Fiscalía General de la Nación, Pedroza sostuvo una pelea con Katia, porque ella le manifestó su deseo de terminar la relación que ambos sostenían, porque ella tenía otra pareja y él se mostraba renuente a cumplir con sus obligaciones económicas en el hogar.

Las versiones recopiladas indican que el hombre amenazó a la víctima con un arma cortopunzante y le manifestó que no le permitiría estar con otra persona, luego de lo cual le habría regado alcohol en su cuerpo y prendido fuego con un encendedor.

Los familiares de la víctima, que se encontraban en la vivienda, afirmaron ante las autoridades que ella salió corriendo y pidió auxilio, asegurando en repetidas oportunidades que el hoy detenido le había prendido fuego. De inmediato la auxiliaron, mientras que el presunto agresor intentaría apagar el fuego en la habitación.

La mujer, con el 75% de su cuerpo quemado, fue auxiliada por un vecino que la trasladó a un centro asistencial de la ciudad, en compañía del hoy capturado. Posteriormente fue trasladada a Barranquilla. Ante la gravedad de las heridas, Katia Elena murió el 12 de agosto.

La víctima, quien convivía hace tres años con su pareja, al parecer era sometida de manera constante a agresiones físicas y verbales, y sujeto de amenazas de muerte.

En las audiencias de judicialización, se conoció que Pedroza Cortecero se presentó ante las autoridades el mismo día de los hechos, en el CAI de San Pedro, diciendo que lo ocurrido con su compañera sentimental se trató de un accidente, ya que ella misma se echó en su cuerpo el alcohol y en un forcejeó se prendió el encendedor.

El detenido no aceptó los cargos imputados por la Fiscalía por el delito de feminicidio agravado, sin embargo, la Juez Primera Ambulante de Cartagena ordenó su detención en centro carcelario de la ciudad.