Alcalde de Montería pide ayuda del Gobierno nacional tras desplazamiento masivo de comunidad indígena a la ciudad

El alcalde de Montería, Carlos Ordosgoitia Sanin, pidió al Gobierno nacional escuchar las peticiones de la comunidad indígena que se encuentra acampando en el Parque Central Simón Bolívar y Laureano Gómez proveniente del alto Sinú, desde el pasado martes. 

El mandatario, quien tuvo la oportunidad de escuchar a los manifestantes en el Comité Extraordinario de Justicia Transicional, aseguró que no está dentro de sus posibilidades resolver las demandas que expresa la comunidad indígena, “el alcance de las peticiones como de las posibles soluciones, sobrepasan nuestra competencia como municipio”. 

En este sentido, Ordosgoitia Sanin preocupado por la salud pública en que se encuentra la ciudad ante la segunda ola de contagios de Covid-19, y ante las condiciones en que están los indígenas, escaló la problemática al Ministerio del Interior para que se conforme una comisión que lidere el proceso de concertación y, a su vez de verificación, directamente en los municipios de origen de estas comunidades, de manera que se puedan brindar las soluciones pertinentes para el caso. 

“Hago un llamado a las fuerzas vivas del Departamento para que sean garantes en una mesa de concertación que tengan participación las partes y se logre llegar a acuerdos que permitan el pronto regreso de estas familias a sus hogares”, dijo. 

Las peticiones de los líderes indígenas están dirigidas al ente territorial donde se ubican sus resguardos, a la Gobernación de Córdoba, Ministerios, Ejército Nacional, Unidad de Atención y Reparación Integral a las Víctimas, y otras entidades, del orden departamental y nacional. 

“Nos preocupa que este nuevo desplazamiento hacia Montería se convierta en el reflejo de lo que sucede desde el mes de diciembre con los más de 150 indígenas del pueblo Embera Katio, procedentes del municipio de Tierralta – Alto Sinú, que se encuentran acampando a los costados de las sedes administrativas de la empresa Urra, y hasta el día de hoy, han elevado una serie de peticiones que no han sido atendidas en la mesa interinstitucional que se conformó para tal fin, con entidades del orden departamental, nacional y sector privado”, expresó. 

Mientras se resuelve la situación, el municipio seguirá brindando acompañamiento institucional a los indígenas de los pueblos Embera Katio y Zenú, y campesinos del Alto Sinú, entre los que se encuentran un gran porcentaje de menores de edad.