Alcaldía de Cartagena traza agenda para atender problemática de inundaciones

El Gobierno nacional y la Alcaldía de Cartagena lograron definir el Plan de Acción, con el que buscarán de manera conjunta atender las emergencias ocasionadas por el huracán Iota, y avanzar en la solución de problemáticas estructurales que son las causantes de las inundaciones y deslizamientos que se vienen presentando en el Distrito.

Luego de dos días de intensas sesiones de trabajo, desarrolladas en atención a las directrices emitidas en el PMU que lideró el presidente Iván Duque Márquez, el equipo dispuesto por el Gobierno Nacional trazó con la Administración de ‘Salvemos Juntos a Cartagena’, las problemáticas que deben atenderse a corto y mediano plazo.

Entre las acciones priorizadas se destacan: la intervención de los canales Matute, Campestre, y Ricaurte. Avanzar en los trabajos de alcantarillado sanitario de Bayunca y Pontezuela; y realizar el mejoramiento de viviendas en sectores como La Popa, a través de los programas Mi Casa Ya y VIPA del Ministerio de Vivienda.

Asimismo continuar con la entrega de ayudas humanitarias (ropa, alimentos no perecederos,  kits de aseo y de bioseguridad), entrega de materiales para 30 viviendas afectadas por las lluvias y gestionar subsidios de arrendamiento para las familias cuyos inmuebles quedaron destruidos, en conformidad con el Registro Único de Damnificados, donde el consolidado se espera sea entregado antes de finalizar esta semana.

Es importante señalar que se priorizó con carácter urgente realizar el reasentamiento de 3 mil viviendas ubicadas en zonas de alto riesgo de deslizamiento y que están ubicadas en los cerros de La Popa, Albornoz y Loma del Marión.

Se acordó también continuar con la entrega de ayuda a pequeños arroceros que perdieron sus cosechas debido a las inundaciones, reforestar 30 hectáreas de manglar en comunidades como Tierra Baja y Puerto Rey, recuperar áreas ambientalmente degradadas en el Cerro de La Popa, y avanzar en una solución definitiva para El Laguito.

Así mismo, fueron incluidos como urgentes la intervención a 54 sedes educativas que resultaron afectadas por las precipitaciones, una adición presupuestal para los hogares comunitarios a cargo del ICBF para garantizar la atención de la Primera Infancia, y aumentar en 300 nuevos cupos los beneficiaros de Colombia Mayor en el Distrito.