Decepción y frustración expresó el influencer Kevin Mendoza tras ataque a su negocio en Barranquilla

El estilista e influencer Kevin Mendoza, fue víctima del ataque de los vándalos a su negocio en la noche del 5 de mayo en Barranquilla. En ese momento, decidió unirse a las movilizaciones del paro nacional que recorrían el norte de la ciudad. Pero mientras protestaba, los amigos de lo ajeno aprovechaban para destruir su negocio.

En diálogo con Sistema Cardenal, Mendoza no ocultó su decepción por el ataque violento contra su emprendimiento, pero cree que podrá salir de este mal momento. Además Kevin Mendoza aclaró que no fueron estudiantes de la marcha quienes atacaron su negocio.

“Los estudiantes no son los que fomentan la violencia. No son los que fomentan los saqueos. Es gente externa que se va sumando para aprovechar la situación y comenzar los actos vandálicos”, dijo Mendoza, quien agregó que “es bastante triste todo esto, ver que yo los apoyé, pero yo no apoyo a los vándalos, yo apoyo a los estudiantes, apoyo a las personas que de corazón quieren un cambio”.

Para Kevin Mendoza, un venezolano muy agradecido con su patria adoptiva Colombia, fue muy frustrante ver cómo su local comercial era destruido por los delincuentes.

“Es triste cuando tu pasas, y estás en plena marcha, y estás apoyándola de manera pacífica y de pronto empiezas a ver que atacan muchísimos locales y estás a dos cuadras de tu propio local y tú tienes que salir corriendo porque no sabes que va a pasar y cuando llegas ya vez toda una fachada maltratada, con peñones, vidrios reventados. Es bastante triste, bastante decepcionante. Me dolió mucho”, agregó el conocido estilista.

Kevin Mendoza reveló que las pérdidas por el ataque a su centro de estética oscilan entre los 10 y 12 millones de pesos, pero pudieron ser mucho mayores de no haber llegado a tiempo para detener a los delincuentes que saqueaban su local.

Además el influencer denunció que entre los vándalos que dañaron su negocio había muchos menores de edad. Adolescentes entre los 14 y 16 años y hasta un niño que no superaba los 12 años. Y además otros establecimientos comerciales de esa calle fueron atacados, como un casino, un estudio dedicado al diseño de interiores, otro salón de belleza.

Y Kevin Mendoza considera que este tipo de atropellos al comercio local están motivados por “odio, por actos vandálicos y de aprovecharse de la situación”.

Finalmente, Kevin destacó que durante el saqueo no habían personas en el local. De hecho su madre estuvo en el lugar media hora antes del altercado y él, pese a enfrentar cara a cara a los delincuentes, salió ileso de los desmanes. “Eso me estar de pie, y me hace estar con más ganas de comerme al mundo, estar con fuerza, saber que hay más gente buena que mala, son más los buenos que los malos y por eso estoy con toda la fuerza para echar mi emprendimiento adelante”, declaró.

Cabe destacar que muchas personas se han solidarizado con Kevin Mendoza tras los desmanes en su local. Y por último mencionó que pese a lo sucedido, todavía está convencido que Colombia necesita un cambio, un gobierno que vele por mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos.