Sigue batalla jurídica contra curador 1 de Barranquilla. Ahora radican tutela contra el decreto de su nombramiento

Una tutela del veedor Walter Ortegón Bolívar busca que se revoque el nombramiento de Guillermo Ávila Barragán como curador 1 de Barranquilla.

El funcionario demandado fue hace pocos días protagonista del episodio en el que tuvo que recurrir a la intervención de la Policía y las autoridades para ingresar a su lugar de trabajo, ante la supuesta negativa de su antecesor de dejar su cargo. Sin embargo, la lucha jurídica por la Curaduría 1 de Barranquilla no cesa.

“Desde el pasado mes de diciembre, el anterior curador interpuso una acción de tutela a la Universidad Nacional, porque quedó de último en el concurso, en la prueba de conocimiento, para que se repitiera el examen o se suspendiera el concurso, esa fue la primera acción”, dijo Ávila Barragán.

“Después, en abril, mayo y junio, comenzaron a objetar mi hoja de vida, dado que yo estaba ocupando el primer lugar en el puntaje del concurso. Esto sirvió para dilatar la entrevista que no se dio en el mes de enero, sino que se llevó hasta el mes de junio. Una vez que se dieron todas las aclaraciones y el Departamento Administrativo de la Función Pública ratificó en tres oportunidades que mi hoja de vida y la certificación que contiene la misma estaban acordes a la norma, se procedió a realizar la entrevista. Luego, en el mes de julio se dio una segunda acción de tutela arguyendo debido proceso y derecho al trabajo, que fue fallada a finales de julio como improcedente y luego se confirmó en septiembre la segunda instancia como improcedente”, contó el curador 1 de Barranquilla.

Luego de eso, la Alcaldía de Barranquilla posesionó a Guillermo Ávila Barragán como curador 1 de la ciudad.

Ahora, la nueva tutela interpuesta por Walter Ortegón busca que se anule el decreto que posesionó al curador actual. Y para Guillermo Ávila, Barranquilla se enfrenta a un escenario en el que se quedaría sin curadores en caso que esta nueva acción judicial prospere.

“Se caería el nombramiento de los dos curadores y la ciudad no tendría curadores para aprobar y expedir licencias de construcción”, dijo Ávila.

Para el profesional guajiro, hay fuerzas interesadas en que no se produzcan cambios en las curadurías de Barranquilla. Además lamentó que tras ganar el concurso hubiese tenido que recurrir a abogados para defender el cargo que ganó mediante meritocracia.

“Es importante que la gente se manifieste y que el mérito se respete en Colombia. Porque las personas se esfuerzan por adquirir una carrera, por adquirir los conocimientos y por acceder a un buen bienestar y pareciera que existiera un techo de cristal, que independientemente de que sea hombre o mujer, si usted no es parte de la rosca, si usted no tiene un padrino, entonces nunca va a poder acceder a un cargo”, concluyó.

Al parecer, el intento de sacar al nuevo curador 1 de Barranquilla, obedecería a intereses políticos de un sector de la ciudad.

Esta es la demanda contra el nombramiento de Guillermo Ávila Barragán:

001. Demanda fa51c701-720b-4926-a4b9-25c70dea75b4 by Diario del Norte on Scribd

Auto Admisorio Tutela 2021-00562 Walter Ortegon Bolivar by Diario del Norte on Scribd

Caso curador 1 de Barranquilla