Sigue parálisis en Transmetro: buses colectivos asumen temporalmente rutas

Tres empresas de transporte público fueron autorizadas por las autoridades de Barranquilla para prestar el servicio a los pasajeros afectados por la parálisis del sistema Transmetro, cuyos operadores se niegan a sacar a los buses a circular por problemas económicos.

“El alcalde dio una instrucción para garantizar el servicio a los usuarios. Tenemos más de 58 mil usuarios demandando el servicio, Barranquilla está en fase de reactivación como modelo de ciudad a nivel país y venimos creciendo en la demanda de usuarios. Para eso el Área Metropolitana trabajando en conjunto con Transmetro expidió una resolución dándole un permiso transitorio a las empresas Sobusa, La Carolina y Transmecar”, dijo Fernando Isaza, gerente de Transmetro.

Temporalmente, las mencionada empresas de buses asumirán el transporte de pasajeros por la avenida Murillo y la carrera 46, principales troncales de Transmetro. Durante la mañana se habilitarán rutas desde Soledad hacia Barranquilla y en la tarde los buses saldrán de la capital del Atlántico hacia el municipio vecino.

Fernando Isaza explicó que con el apoyo de Sobusa, La Carolina y Transmecar se podrá atender la demanda de 58 mil pasajeros que anteriormente solían viajar en el ahora paralizado Transmetro.

Cabe mencionar que el martes, los operadores Sistur y Metrocaribe anunciaron al alcalde Jaime Pumarejo a las 4:00 am que detendrían la circulación de Transmetro, decisión que ocasionó graves traumatismos en la movilidad de miles de ciudadanos que usaban el sistema para sus desplazamientos por la ciudad. Además la repentina decisión de los operadores impidió que las autoridades organizaran un plan de contingencia desde el primer día de la emergencia.

La crisis financiera de los operadores

Sistur y Metrocaribe advirtieron en un segundo comunicado que no reanudarán la operación de Transmetro, a menos que reciban una inyección de 5 mil millones de pesos en las próximas horas. Sin embargo, el gerente Fernando Isaza considera que el pago del dinero, que debe autorizarse desde el Ministerio de Transporte, no debe ser un condicionante para que ambas empresas cumplan con su compromiso de prestar el servicio de transporte público para el que fueron concesionados.

Mientras tanto, Isaza no descarta que otras empresas de transporte colectivo sean habilitadas para operar el servicio por las rutas de Transmetro, en caso que la demanda crezca.