Universidad del Atlántico retornará a la presencialidad con baños renovados y agua las 24 horas

La gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, visitó la sede norte de la Universidad del Atlántico para inspeccionar los avances de las obras de adecuación, remodelación y reparación de la infraestructura física. 

«Con una inversión de 28.000 millones de pesos, adelantamos obras para garantizar un regreso seguro a clases. Lo primero es resaltar el buen ritmo de la remodelación de las baterías sanitarias de los bloques B y G, las cuales llevan una ejecución del 98 y 75 por ciento respectivamente, y lo más importante, por primera vez, los baños de la Universidad tendrán el servicio de agua 24 horas, siete días a la semana», afirmó la mandataria.

Para garantizar la continuidad en el servicio de agua, el contratista de obra trabaja en el proceso de automatización del bombeo del líquido y en el mejoramiento de la capacidad de almacenamiento. 

De acuerdo con la gobernadora, las obras también incluyen la construcción de un amplio y ventilado comedor, la cual está en etapa de cimentación, «donde toda la comunidad universitaria se integre y comparta en sana convivencia», agregó. 

De igual forma, Noguera añadió que los estudiantes también estrenarán cancha de fútbol certificada por la Fifa, y una nueva pista atlética. La cancha actualmente está en proceso de relleno y compactación de sub base y pronto se procederá a los acabados finales y la grama certificada por la Fifa, que ya se encuentra en Colombia. 

Por otra parte, el acabado de la pista atlética está en proceso de conformación de sub base, para posterior instalación de capa asfáltica y el acabado sintético fundido in situ. 

La secretaria de Infraestructura, Nury Logreira, indicó que los trabajos de remodelación de los laboratorios del bloque B avanza en un 40 por ciento y del Cuarto de Bombas ya llegó al 75 por ciento de ejecución.

Asimismo, las labores de impermeabilización de la cubierta del Centro de Convenciones tiene un avance del 60 por ciento. 

«La prioridad es acelerar las obras de adecuación de los baños y de automatización de servicio de agua potable y de la energía eléctrica, con el propósito de  que el retorno a la presencialidad de estudiantes, profesores y personal administrativo sea en óptimas condiciones», sostuvo la funcionaria. 

Estas obras se ejecutan en el marco de un convenio suscrito entre la Gobernación y la Universidad del Atlántico, dentro del cual la administración departamental destinó 28 mil millones de pesos para el mejoramiento de la sede norte.