Cartagena se alista para la operación de cruceros

Con una visita técnica de inspección en la que participaron entidades del orden nacional y local en diferentes zonas de la heroica, para validar la Resolución 1123 del 29 de Julio de 2021, que adopta el protocolo de bioseguridad para el manejo y control del riesgo del coronavirus en actividades relacionadas al arribo, estadía y zarpe de naves de pasaje dentro del territorio nacional, Cartagena se alista para la operación segura de cruceros.

La inspección estuvo liderada por representantes del Ministerio de Salud y Protección Social, Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Dimar, Alcaldía de Cartagena de Indias a través de Dadis, Gerencia de Espacio Público, Escuela Taller Cartagena de Indias y Corpoturismo, con el apoyo de Anato, Procolombia y la Terminal de Cruceros Cartagena de Indias.

El recorrido contempló el muelle de la Sociedad Portuaria, Castillo de San Felipe, Las Bóvedas y corredor bioseguro Centro Histórico, sitios que tradicionalmente son visitados por los cruceristas en su recorrido por la ciudad. 

Diana Martínez, asesora de despacho para la reactivación económica, explicó que la ciudad es pionera en la elaboración de protocolos de bioseguridad para el arribo de cruceros y que la resolución expedida por el Ministerio de Salud brinda la posibilidad de abrir este sector turístico.

“Cartagena es el principal puerto de destino en materia de cruceros del país, por lo tanto, hemos hecho un trabajo articulado en la elaboración de un protocolo de bioseguridad para garantizar a todos la seguridad de la operación y de la industria”, afirmó la funcionaria.

Entretanto, Circe Álvarez, presidenta ejecutiva de Corporturismo, explicó que la norma expedida por el Gobierno nacional da apertura a la actividad de cruceros del país y que Cartagena se ha preparado como destino para que el arribo de cruceros sea sostenible en el tiempo.

Entre algunas de las medidas establecidas por Ministerio de Salud se encuentran: 

– El 95% de los tripulantes deberá estar vacunado y garantizar zonas de aislamiento. 

– Mantener las medidas de autocuidado como el uso del tapabocas, distanciamiento físico, aforo limitado de los establecimientos e incentivar la precaución de no viajar ante la presencia de síntomas. 

-Vacunarse tan pronto como sea posible, para que el viaje sea más seguro para pasajeros y tripulantes. 

Cabe mencionar que la apertura de los cruceros representa para la economía de la ciudad más de 66 millones de dólares por cada temporada y es una oportunidad para la reactivación económica, puesto se benefician diferentes sectores, generando más de 747 empleos directos y más de 1.886 indirectos, como guías, agencias de viaje, vendedores, empresas de transporte turístico, taxistas y muchos actores de la cadena.