Comerciantes de Santa Marta están sufriendo de pánico, estrés e incertidumbre por situación económica

Los comerciantes del centro histórico de la ciudad de Santa Marta piden ayuda al Gobierno distrital para no irse a la quiebra.

Esta semana en medio del desespero que viven administradores, empleados y dueños de locales y diferentes negocios, por las afectaciones económicas que les ha dejado la pandemia, optaron por hacer visible la difícil situación que están atravesando.

En sus fachadas algunos comercios pegaron llamativos carteles amarillos donde se lee el siguiente mensaje: “Ayuda por favor Sr. Gobierno. En arriendos, servicios, impuestos. Tenemos estrés, pánico, incertidumbre. Necesitamos ayuda con el arriendo, los servicios y los impuestos. ¡Urgente! Quiebra colectiva. Covid-19”.
Los comerciantes esperan que la protesta silenciosa sea escuchada por las altas instancias del Gobierno y les proporcionen algún tipo de alivio especialmente para el sector de restaurantes, discotecas y bares, quienes fueron los primeros en cerrar sus puertas y serán los últimos en abrir en medio de la emergencia sanitaria que vive el país.