Condenada juez que dejó libre a tres implicados en tráfico de drogas en Cartagena

Una ejemplar condena le impuso el tribunal superior a la ex juez que decretó la libertad de tres miembros de reconocidas y prestantes familias de la sociedad Cartagenera.

La sentencia recayó contra la abogada Edith Yolanda Acosta Pacheco, quien tendrá que pagar una pena de 48 meses de cárcel y pagar una multa de 98 salarios mínimos legales vigentes tras ser hallada responsable en calidad de autora del delito de prevaricato agravado.

Acosta Pacheco fungió como secretaria del antiguo juzgado penal del circuito de descongestión de Cartagena en abril del año 2006 cuando fue encargada para realizarle las vacaciones al juez titular Mario Alonso Sánchez Sánchez, quien a su regreso encontró que la secretaría había dictado sentencia absolutoria en uno de los procesos más complicados y controversiales que había en el despacho, el caso por tráfico de estupefacientes agravado que se adelantaba contra Felipe Eduardo Frieri Martínez, Jorge Alonso Segrera De La Espriella y Gustavo Lemaitre Noero.

En su denuncia, el juez titular aseguró que decidió informar sobre estos hechos porque en los medios de comunicación se decía que por el fallo absolutorio se había pagado 300 millones de pesos, lo que la Fiscalía no logró comprobar a lo largo del proceso.

Durante el juicio los involucrados aseguraron que el día de los hechos se encontraban en una faena de pesca deportiva cuando encontraron la droga flotando en el mar y que se proponían entregarla a las autoridades costeras cuando fueron capturados. Cabe recordar que este sonado caso fue conocido en ese entonces como “la pesca milagrosa”. La ex juez (e) Acosta Pacheco, decidió darle total credibilidad a las ex culpaciones ofrecidas por los procesados, quienes fueron capturados por miembros de la Guardia Costera que interceptaron y abordaron la lancha de nombre “Blue Marlin”, en la que eran movilizados 23 kilos de cocaína de alta pureza, por el sector de “cuatro calles” de la bahía de Cartagena.

Posteriormente el tribunal objetó la decisión al indicar que en el fallo absolutorio se hicieron valoraciones contrarias a toda lógica, encaminadas a dejar en libertad a los procesados, poniendo en tela de juicio los informes y testimonios de los oficiales del comando de Guardacostas a partir de contradicciones inexistentes, e ignorando los indicios de mala justificación y las inconsistencias de las excusas dadas por los procesados.

Cabe señalar, que la sentencia fue revocada y los implicados fueron condenados en segunda instancia por el tribunal superior de Medellín, advirtiendo también las inconsistencias del fallo apelado.

A la fecha, el proceso a la ex juez Edith Yolanda Acosta Pacheco se encuentra a la espera para saber si la defensa presenta recurso de apelación.