Crean colectivo de trabajadores por una ‘transición justa’ del sector minero en el Cesar y La Guajira

Ante los efectos que el proceso de transición energética está generando en Colombia, que incluye cierre de minas o paralización de actividades en el sector del carbón, los principales sindicatos mineros se unieron para velar porque los derechos laborales se garanticen en un contexto de transición socialmente justa.

Esto, luego de que el Grupo Prodeco anunciara el cierre de todas sus explotaciones mineras en el Cesar y semanas después, Cerrejón comenzara un proceso de reducción de 450 puestos de trabajo a través de lo que calificó como “retiro voluntario”, alegando el mal comportamiento de los precios y la inviabilidad del negocio en el país.

Por ello, organizaciones como Sintracerrejón, Sintracarbón, Sintraminergetica, Sintradrummond y Sintradem, con el apoyo de CNV Internacional, construyeron de manera conjunta el colectivo de trabajadores por la transición justa, con el propósito de hacer frente de manera articulada como movimiento de trabajadores a los retos que pone la transición energética mundial.

La iniciativa busca trabajar de forma articulada para lograr minimizar los impactos negativos sobre los trabajadores y sus familias y velar porque se respeten los derechos fundamentales. Además, convertirse en un interlocutor imprescindible que contribuya a generar una transición que garantice un presente y un futuro para las comunidades de estas regiones.

Asimismo, el colectivo exige a las autoridades colombianas asumir sus responsabilidades para la defensa de los ciudadanos afectados por decisiones empresariales cuestionables, sino ilegales y pide a las autoridades judiciales actuar en pro de la defensa de los derechos fundamentales de los trabajadores.

Alarma en gran manera el cierre de estas grandes compañías sin que se llegue a acuerdos con trabajadores y comunidades, dejando atrás miles de familias que devengan su sustento de la mina, centenares de trabajadores con afecciones a su salud por cuenta del trabajo extractivo del carbón y una región cuya vocación económica es netamente minería.

Se calcula que, por ejemplo, Prodeco, mueve alrededor del 40% del PIB de la región del Cesar y la multinacional Carbones del Cerrejón, un 43% de la economía del departamento de La Guajira.