Cruce de acusaciones entre Aída Victoria Merlano y Julio Gerlein

Aída Victoria Merlano Manzaneda, hija de la prófuga excongresista Aída Merlano, denunció en su cuenta de Instagram que teme por su vida debido a las supuestas amenazas de muerte de las que fue víctima por parte del empresario barranquillero Julio Gerlein, a quien responsabilizó de cualquier atentado contra su integridad.

Según la joven universitaria, recientemente se dirigió al empresario en busca de apoyo económico y protección, recalcando que siempre lo había visto como a un “padre”. Sin embargo no fue recibida como esperaba.

“En esta ocasión mi papá a quien amo, a pesar de todo, me sorprendió con la respuesta que me dio. ¡En mi propia cara! Me dijo que él y 2 de mis hermanos (Julio Eduardo y Margarita Eugenia) querían pegarme 17 tiros, porque yo ‘estaba muy bocona”.

Ante estas fuertes declaraciones, la joven decidió utilizar como único medio su red social para hacer público dichas declaraciones a través de una fotografía de un punto negro en medio de un fondo blanco, lo cual llamó mucho la atención de los usuarios.

La estudiante universitaria dijo que acostumbra a ser sincera y que ahora está “buscando asesoría para iniciar las acciones legales” para que la justicia actúe contra los implicados en este caso “más allá de su dinero, apellido y posición social”, con la misma severidad que, en su concepto, ha actuado contra su familia.

La versión de Julio Gerlein

Ante las graves acusaciones en su contra, Gerlein decidió emitir una declaración pública en la que desmiente la amenaza que habría lanzado contra Aída Victoria.

«Julio Gerlelin Echeverría expresa a la opinión pública, como consecuencia de lo expresado en redes sociales por Aída Víctoria Merlano, que lo afirmado por ella el día de hoy es absolutamente falso. Jamás en mi vida he usado con nadie una expresión de esa naturaleza, y creo que obedece a estrategias de solicitudes de dinero tal y como ella misma lo reconoce», dijo el empresario.

Además agregó que «No es casual que semejante afrenta a mi nombre y el de mis hijos se haga premeditadamente el día de mi audiencia», haciendo referencia al proceso que enfrenta por su presunta participación en la red de compra de votos adelantada desde la campaña al Senado de Aída Merlano en 2018.