En los próximos dos fines de semana, Barranquilla se mantendrá en toque de queda nocturno y ley seca

Debido al repunte de las cifras de contagiados por Covid y la ocupación de las camas UCI en la ciudad de Barranquilla, el alcalde Jaime Pumarejo dio a conocer las medidas de carácter restrictivo que buscan proteger la vida de los ciudadanos.

El mandatario explicó que, después de atravesar un año muy difícil en el que se perdieron muchas vidas, empleos y cambió la cotidianidad, “nos sobrepusimos a la tragedia con medidas rigurosas y la actitud responsable de nuestra gente, y por momentos sentimos que ya todo había pasado”.

Sin embargo, en los últimos meses se ha vivido un relajamiento en las medidas de autocuidado. “Identificamos con preocupación una falsa percepción de seguridad, derivada de la vacunación, que ha llevado a descuidar las medidas de autocuidado, las mismas que precisamente permitieron antes el control de la pandemia”.

En ese sentido, estas son las medidas que tomó el distrito:

1. Decretar toque de queda nocturno que regirá desde las 11 de la noche hasta las 5 de la mañana, del 25 al 29 de marzo, y del 31 de marzo al 5 de abril.

2. Durante esos mismos días, y en los mismos horarios, queda prohibido el expendio y consumo de bebidas alcohólicas y embriagantes en la jurisdicción del Distrito de Barranquilla.

3. Multas hasta por 10.000 salarios mínimos y el cierre del negocio hasta por tres meses dispuestos, a establecimiento que incumplan las medidas y los protocolos de bioseguridad.

4. Procederemos a denunciar ante la Fiscalía a quienes fomenten o permitan rumbas o fiestas en sus establecimientos comerciales y de manera flagrante atenten contra la vida de los barranquilleros.

5. Las fiestas sociales, como celebración de bautizos, matrimonios o cumpleaños, quedan prohibidas. Solo se permitirán reuniones con aforos de hasta 8 personas tanto en establecimientos comerciales como al interior de los hogares.

6. Las procesiones y eventos religiosos masivos con ocasión de la Semana Santa, quedan prohibidos. Los eventos litúrgicos masivos que se convoquen durante la temporada de Semana Santa deberán realizarse cumpliendo los protocolos de bioseguridad y el aforo máximo permitido, siempre utilizando el tapaboca.

7. Para liberar las UCI del sistema de salud, hemos suspendido en el distrito de Barranquilla cualquier cirugía no vital y hemos pedido a todo el personal médico que en las próximas dos semanas permanezcan alerta para evitar vacíos por la temporada de vacaciones.