Erosión costera amenaza con interrumpir la movilidad en la vía Santa Marta – Barranquilla

La erosión costera amenaza nuevamente con interrumpir la movilidad de vehículos en la vía Santa Marta – Barranquilla, especialmente sobre el kilómetro 18+900.

Así lo dio a conocer la concesión Ruta del Sol II, debido a que desde finales de noviembre e inicios de diciembre los fuertes vientos ocasionaron un incremento del oleaje que está socavando con agresividad el talud instalado.

“Son aproximadamente 100 metros de la vía que volvieron a afectarse por la arremetida del mar. El oleaje se encuentra a dos metros del talud de la vía y alcanza a mojar a los carros que transitan”, informó director de obras de la Ruta del Sol II, Fabián Saumeth.

Asimismo, señaló que aunque ya se hizo una intervención urgente con enrocado, la problemática requiere una inversión que excede su capacidad de respuesta.

La concesión Ruta del Sol II notificó a la Gobernación del Magdalena para que gestione el apoyo necesario ante la Unidad de Gestión del Riesgo y el Instituto Nacional de Vías.

“Se requiere de una inversión por el orden de los 4.500 millones en un proyecto que protegerá la vía del mar mientras se define la solución definitiva que solo será posible cuando se construya la doble calzada basada en los diseños que ya están aprobados”, puntualizó.