Inauguran nueva planta de tratamiento de agua en Galapa, Atlántico

La gobernadora Elsa Noguera puso en servicio la Planta de Tratamiento de Agua Residual de Galapa, obra que permitirá verter aguas en condiciones favorables al medio ambiente hacia el arroyo Caña y beneficiará a 22 mil personas en el municipio de Galapa, Atlántico.

“Si algo hemos aprendido en esta pandemia es que, además de la salud, el segundo servicio más importante es el de acueducto y alcantarillado. Hoy no nos podemos dar el lujo de seguir teniendo sistemas de alcantarillado que no traten sus aguas residuales cuando van a llegar a los cuerpos de agua, y ese ha sido uno de los grandes desafíos para nosotros en el Atlántico, lo cual nos llevó a invertir 235 mil millones de pesos solamente en sistemas de alcantarillado y tratamiento para cuidar nuestros cuerpos de agua. Tenemos grandes proyectos en la zona costera y el sur del Atlántico, para proteger el embalse del Guájaro, por ejemplo”, dijo la gobernadora Noguera.

El costo de esta obra de saneamiento asciende a los 3.800 millones de pesos. Además podrá tratar 144 litros de agua por segundo. “Es un sistema compuesto por un desarenador, que ayuda a retirar los lodos de las aguas y por 4 reactores de aireación extendida, cuya función es proveer oxígeno, lo que a su vez facilita la activación de la comunidad bacteriana encargada de remover el 90 por ciento de la carga contaminante de las aguas”, dijo Álvaro Araujo, gerente de la empresa que construyó la planta.  

El alcalde de Galapa, José Vargas, indicó que para el municipio es muy importante esta plata, que representa bienestar para más de 20 mil personas. «Todas estas aguas serán tratadas y vertidas en los cuerpos de agua de la mejor manera y sin afectar el medio ambiente», agregó.