Infectado de Covid-19 se negó a ir al hospital para no morir intubado, pero falleció en su casa

Leonardo Sánchez Martínez, un hombre de 43 años de edad decidió no ir al hospital pese a que se contagió de Covid-19. Cuando se acordó que siete familiares habían muerto por el coronavirus en las camas UCI de Santa Marta, eligió quedarse en casa y atender su enfermedad con métodos caseros.

Con el paso de los días, la condición de Sánchez fue empeorando y con todo y eso rechazó ir al hospital por ayuda. Finalmente, el pasado lunes se acostó a dormir y nunca más despertó. Su cuerpo fue hallado sin vida en su habitación dos días después y tuvo que ser retirado de la vivienda por las autoridades sanitarias. 

La lucha de Leonardo Sánchez Martínez contra el virus duró dos semanas, pero finalmente su cuerpo sucumbió a la enfermedad. 

Jaime Sánchez Martínez, hermano de Leonardo, lamentó con profundo dolor que el coronavirus se llevara al octavo miembro de su familia afectado. “Era una persona joven, sana y llena de salud que tenía ganas y fuerzas para vivir mucho años más”, dijo. Jaime manifestó que pese a la gravedad de los síntomas, nadie pudo hacer cambiar de opinión a su hermano, quien hasta último momento creyó que podía recuperarse por sus propios medios. 

“Superó varios episodios en los que le faltaba la respiración y se ahogaba. Había días que amanecía mejor, por eso pensaba que iría mejorando, lastimosamente su salud se complicó y ya no hubo nada que hacer”, declaró Sánchez. 

“Son 8 familiares que dolorosamente se han ido por este virus que no hace distinción de nada. Mi hermano no quiso ir a la clínica porque como nuestros parientes fueron intubados y luego fallecieron, eso le daba miedo. Prefería morir en su casa”, agregó Jaime. 

Finalmente, Sánchez relató que pese a la tragedia de su familia, los vecinos de su barrio los han insultado y amenazado por tener el cuerpo de su hermano en casa por más de 32 horas después de su deceso.