Hospital Julio Méndez Barreneche embarga cuentas bancarias de la Alcaldía de Santa Marta

Las cuentas bancarias de la Alcaldía de Santa Marta se encuentran embargadas debido a un proceso de cobro coactivo seguido por el Hospital Julio Méndez Barreneche, intervenido actualmente por la Superintendencia Nacional de Salud.

Así lo dio conocer la alcaldesa Virna Jonhson, al considerar como “inadmisible” que frente a la difícil situación que afronta el ente territorial por causa de la pandemia, el Distrito enfrente ahora el embargo de sus cuentas, en las que están los recursos del Sistema General de Participaciones.

“Este embargo le impide a la Alcaldía de Santa Marta disponer de los recursos de destinación específica, que se necesitan con urgencia para avanzar en la ejecución de todos los programas de salud pública y del plan de vacunación para contrarrestar el contagio del Covid-19, lo que pone en riesgo a la población”, señala en un comunicado.

Por esta razón, la mandataria radicó una denuncia ante la Procuraduría General de la Nación, por presuntas faltas disciplinarias dentro del proceso de cobro coactivo seguido por el Hospital, toda vez que los recursos del Sistema General de Participaciones son inembargables, ya que gozan de protección constitucional reforzada.

De igual manera, interpuso una queja ante la Superintendencia Financiera de Colombia por la aplicación arbitraria de medida cautelar de embargo por parte de las entidades bancarias que congelaron las cuentas del Distrito, y dirigió un oficio ante el Ministerio de Salud, a fin de pedir instrucciones para la cofinanciación de la deuda con el Gobierno nacional por población migrante, sin que hasta la fecha se haya obtenido respuesta concreta por parte de esa cartera.

Por otra parte, la Alcaldía distrital radicó ante el Hospital Julio Méndez Barreneche una solicitud de acuerdo de pago en el que se compromete a pagar la deuda de la población samaria, dado que la de los migrantes le corresponde al Gobierno nacional; sin embargo, «como respuesta recibimos un oficio negando la propuesta de conciliación».

“La Alcaldía de Santa Marta cataloga el accionar del interventor de la Supersalud, Oscar Gálvez, como inaudito, irresponsable, inhumano, e inconstitucional; por lo que denunciará a todo aquel que mediante actuaciones indebidas y con fines politiqueros, acuda a la justicia para menoscabar los intereses de los samarios”, puntualiza la mandataria.