Medidas y recomendaciones del alcalde de Barranquilla para celebraciones de fin de año

Este diciembre no es momento de las grandes fiestas, sino de estar familia. Así lo volvió a reiterar el alcalde Jaime Pumarejo Heins en la rueda de prensa donde, respaldado por el viceministro de Salud Pública y la directora del Instituto Nacional de Salud y parte del gabinete distrital, dio a conocer las medidas y recomendaciones para las festividades de fin de año.

“Agradezco a los barranquilleros por el buen comportamiento que, salvo algunas excepciones, han mantenido durante la pandemia y nos han permitido recuperar 131.000 de los 180.000 empleos perdidos. Pero no hay que bajar la guardia”, expresó el mandatario.

Con respecto a los indicadores de salud más recientes, el alcalde explicó que las cifras son “previsibles y corresponden a los sectores donde sabíamos que íbamos a tener y están dentro de las proyecciones del equipo de gobierno y nuestros asesores en epidemiología”.

La clave, insistió, seguirá siendo: monitorear contagios, ocupación y uso hospitalario de UCI, y letalidad asociada a COVID-19.

Durante la rueda de prensa se destacó que Barranquilla sigue siendo la ciudad del país con el mayor número de pruebas PCR por 100.000 habitantes: cerca de 26.000 pruebas por cada 100.000 habitantes; sin esta estrategia de búsqueda activa, solo se conocería el 24% de lo que hoy se informa.

Aun así, Barranquilla hoy registra una baja tasa de contagio del 8% cuando en junio alcanzó a llegar hasta el 45%. Entretanto, el promedio actual de las principales ciudades del país se ubica en 21%

El alcalde Pumarejo expresó que diciembre, tradicionalmente, es un mes de celebraciones y reencuentros, y que a la fecha los indicadores “no son preocupantes como para tomar medidas restrictivas. Sin embargo, estamos monitoreando celosamente el comportamiento de los ciudadanos, los controles de los establecimientos comerciales y la tasa de contagio”, y enfatizó que “si el panorama de hoy cambia, tengan la seguridad de que evaluaremos medidas”.

En ese sentido, el mandatario recordó que las reuniones y el consumo de licor en lugares públicos siguen prohibidos y que desde el Distrito, de la mano de la Policía Metropolitana, se reforzará el control estricto a fiestas, aforos y medidas de bioseguridad.

De igual manera, insistió que la fórmula lavado de manos + distanciamiento social + uso de la mascarilla sobre nariz y boca es la mejor vacuna y muestra de solidaridad con los barranquilleros, e invitó a seguir las siguientes recomendaciones durante esta época:

En caso de realizar reuniones, estas no deben ser de más de 10 personas del grupo familiar o que vivan en la misma casa. En los encuentros sociales se están dando los mayores contagios.

Responsablemente, preguntar a sus invitados si tienen algún síntoma o si antes estuvieron en contacto con alguien que los tenía.

En lo posible, que esas reuniones se hagan en espacios ventilados o al aire libre, bien en el patio, en la terraza, en el balcón.