Menor de 9 años se convirtió en el primer quemado con pólvora en el Atlántico

A pesar de que aún no ha llegado diciembre, un niño de 9 años se convirtió en el primer quemado con pólvora en el departamento del Atlántico.

Se conoció que al menor de edad le estalló un tote en el rostro que le produjo una lesión en el ojo izquierdo, hecho que ocurrió en el municipio de Galapa, Atlántico.

La madre del menor, quien pidió reserva de su identidad, indicó que el niño salió a hacer un mandado y se entretuvo al ver que otros pequeños jugaban con pólvora en la calle.

El menor agarró el tote con las manos y en ese momento le explotó en la cara. Fue trasladado a una clínica oftalmológica en Barranquilla donde se determinó que sufrió un daño en la córnea.

«Él venía ya para la casa, pero los otros niños estaban con su algarabía y entonces mi hijo agarró el tote y se le explotó. En el momento no veía, me decía que todo era una luz, pero ha mejorado y ya distingue», narró la mamá.