Organizadores de la Covid-fiesta le pagaron 500 mil pesos a administradora y vigilantes para que no los molestaran

Nuevos detalles se han conocido sobre la Covid-fiesta que desembocó en la agresión a la pediatra Dalila Peñaranda el pasado fin de semana. Ahora se supo que los inquilinos de apartamento donde se realizó esta celebración, Martín Caro Parra y Fanny Franco Pérez, pagaron un soborno para que la administración del edificio Ría les permitiera realizar su fiesta sin ser molestados.

De acuerdo al portal de noticias Zona Cero, los propios Caro y Franco reconocieron ante el Inspector Noveno de Policía que pagaron 500.000 pesos a la administradora del predio, Glenny Barranco Vargas; y a los vigilantes que estaban en turno en esos momentos.

“Dimos $500.000 para que se hicieran los de la vista gorda». «En todas las actividades que se realizaban en el apartamento dábamos dinero para que nos permitieran las actividades”, dijo Fanny Franco a las autoridades, en la declaración que quedó registrada en un acta.

Si bien la administradora del edificio negó las acusaciones, Franco volvió a reiterar su versión y hasta detalló cómo se realizó el pago para esta fiesta.

“Realizamos la reunión social porque le pagamos la suma de $500.000 a la administradora, a través de uno de los vigilantes que tiene confianza con ella, quien nos dijo que eran $300.000 para la administradora y $200.000 para los dos vigilantes”, agregó la inquilina ante el inspector.

Por otro lado, Fanny Franco y Martín Caro señalaron que por escándalo no pueden ser expulsados del edificio La Ría ni por la administración ni por el propietario del apartamento, dado que recientemente prorrogaron su contrato de arrendamiento hasta el próximo año, por lo que exigen una indemnización en caso de ser desalojados antes de tiempo.

Además la pareja expresó que por el escándalo han fracaso en sus intentos de conseguir otra vivienda.